Alimentos que se deben evitar en la dieta para pancreatitis

La pancreatitis es una condición en la cual el páncreas se inflama. Debido a que este órgano segrega enzimas para ayudar a digerir los alimentos, puede experimentar dolor extremo cuando se trata de comer. Otros efectos secundarios comunes son diarrea grasa, pérdida de peso, náuseas y vómitos. Las causas típicas de pancreatitis son los cálculos de vesícula biliar y el abuso de alcohol, pero otras enfermedades pueden desencadenar esta condición. Una vez que los síntomas mejoren y que son capaces de comer, los pequeños cambios en la dieta pueden ayudar a tu cuerpo a digerir los alimentos normalmente.

Panes y almidones

Con pancreatitis, evita panes o cereales con un alto contenido de grasa. Los croissants, donas, galletas con alto contenido de grasa, galletas y waffles, todas pueden tener grasa añadida que puede ser difícil de digerir. En su lugar, selecciona almidones de granos enteros como arroz integral y pasta, tortillas, galletas bajas en grasa y cereales calientes.

Frutas y vegetales

Naturalmente bajos en grasa, las frutas y verduras son generalmente bien tolerados cuando se tiene pancreatitis. Evita los aguacates, pero otras frutas y vegetales son buenos para ser incluidos en su dieta a menos que se añada grasa durante su preparación. Evita platillos fritos o empanizados. Además, limita las verduras que se preparan con quesos fuerte o salsa de aceite.

Lácteos y otras bebidas

Los productos lácteos altos en grasa y las bebidas alcohólicas pueden empeorar los síntomas cuando se tiene pancreatitis. Evita cualquier tipo de cerveza, vino o licor. Sustituye la leche entera, yogur y queso con selecciones bajas de grasa para una mejor digestión. Los suplementos de jugo, agua, café, té y nutricional son las bebidas adicionales pueden beberse para mantenerse hidratado.

Fuentes de carne y proteínas

Con pancreatitis, no se recomiendan las carnes altas en grasa, carne con piel, pato, nueces y semillas. Mantente alejado de las carnes molidas con un 15 por ciento a 25 por ciento de grasa, cortes de carne de cerdo, carne de res o de pollo con grandes cantidades de grasa visible, salchichas, carnes frías regulares alto contenido de grasa, y perros calientes. Los alimentos fritos y carnes empanizadas también deben ser eliminados para una mejor tolerancia a la dieta. Ingiere proteínas de carnes magras, fríjoles y huevos. También puedes cocer al horno, a la parrilla o al vapor para evitar la adición de grasa al cocinar.

Dulces y postres

Para tener su sabor característico, las galletas, tartas, pasteles, brownies y helado a menudo necesitan una gran cantidad de grasa añadida. Evita estos alimentos hechos con leche entera, crema batida o grandes cantidades de mantequilla o margarina.

Grasas agregadas y aceites de cocina

Al preparar tus alimentos, limita la cantidad de aceites de cocina y grasas agregadas. La Academy of Nutrition and Dietetics sugiere que no consumas más de 8 cucharaditas al día de estos alimentos. En concreto, no debes comer en exceso la crema agria, mantequilla, margarina, aceites vegetales, manteca y aderezos altos en grasas para ensaladas.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por ana laura nafarrate