Los alimentos que se deben evitar durante la lactancia para prevenir el reflujo en los bebés

El cuidado de un bebé con reflujo puede ser emocional y físicamente agotador debido a la necesidad de levantarte de la cama con frecuencia por las noches, al llanto excesivo, la regurgitación, los vómitos, el dolor severo, el lento incremento del peso, los problemas respiratorios y las dificultades en la alimentación. Estos síntomas se producen debido a que el esfínter ubicado entre el estómago y el esófago del bebé se abre en el momento equivocado, permitiendo que los alimentos y la leche regresen y generen síntomas muy similares a los de la acidez estomacal de los adultos. Reflux.org afirma que los bebés alimentados con leche materna tienen menos crisis graves de reflujo; sin embargo, es importante que las madres eviten ciertos alimentos comunes que pueden desencadenar el reflujo en sus bebés.

Cafeína

Con un bebé en casa, es probable que requieras de una dosis regular de cafeína; sin embargo, debes saber que esto puede afectar negativamente a tu hijo. La cafeína disminuye la presión del esfínter esofágico inferior (LES por su sigla en inglés) que separa el esófago del estómago, aumentando las posibilidades de que tu bebé experimente reflujo. Los alimentos que contienen cafeína incluyen el café soluble, los tés, los refrescos con gas, el chocolate y las bebidas energéticas.

Alimentos ácidos y picantes

Del mismo modo en que una comida tailandesa picante o un vaso de jugo de naranja pueden agravar la acidez estomacal en un adulto, estos alimentos también pueden desencadenar reflujo en un bebé. Los alimentos ácidos y picantes irritan el revestimiento del estómago, y cuando el bebé los recibe a través de la leche materna le provocarán molestias a él también. Los alimentos ácidos incluyen los cítricos, la piña, el tomate, el vinagre y las fresas; mientras que los alimentos picantes son básicamente el chile (ají) en polvo, el chile fresco, la salsa tabasco y el rábano picante.

Otras comidas

En algunos casos, puede ser difícil identificar los alimentos que contribuyen al reflujo de tu bebé. Lo más recomendable es que lleves un registro diario de los alimentos que consumes, la hora en que lo haces y la hora en tu hijo regurgita o muestra otros síntomas de reflujo. Esto te ayudará a determinar qué alimentos pueden estar causando el problema. El Dr. William Sears cita también como desencadenantes comunes de reflujo gastroesofágico a las bebidas carbonatadas, los alimentos grasos o fritos, el alcohol, la menta y los jugos de frutas altas en sorbitol como la pera, la manzana y las ciruelas.

Alergias

De acuerdo con un artículo de revisión publicado en "Pediatrics" en el año 2002, casi siempre se puede sospechar de la presencia de una alergia alimenticia cuando el bebé presenta síntomas de reflujo, ya que hasta la mitad de los niños de menos de un año de edad que padecen este problema presentan también una alergia a la leche de vaca. Los bebés alérgicos tienden a experimentar síntomas adicionales que incluyen erupciones cutáneas, urticaria, eccema, piel seca, sibilancias, infecciones del oído y heces verdosas con moco o sangre. Los alérgenos alimentarios más comunes que afectan a los bebés son la leche de vaca, los derivados de la soja, el trigo, los huevos y los cacahuates. Kellymom.com explica que el bebé puede presentar síntomas de alergia dentro de las primeras cuatro y hasta dentro de las siguientes 24 horas después de ingerir la leche materna con alérgenos. El problema a menudo va a desaparecer en un par de horas, a menos que comas con frecuencia la comida que genera el problema.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por pei pei