Los alimentos que se deben evitar con la anemia

La anemia describe una condición en la cual los glóbulos rojos tienen menos capacidad de transportar oxígeno por todo el cuerpo. Hay varios tipos diferentes, causados ya sea por una deficiencia de uno o más nutrientes tales como hierro, vitamina B-12 o folato (también conocido como ácido fólico); por un trastorno genético de la sangre llamado anemia de células falciformes; o por una enfermedad subyacente como la enfermedad renal. Los síntomas comunes incluyen fatiga, mareos y dificultad para respirar. La absorción de hierro y ácido fólico puede verse afectada por los alimentos que consumes, por lo que ciertos alimentos se deben evitar con este tipo de anemia.

Evita los taninos


Las uvas contienen taninos.

Los taninos son sustancias naturales que se encuentran en muchos alimentos de origen vegetal y son los que le dan a estos alimentos un sabor astringente. Se encuentran en el té negro, verde y rooibos, café, las uvas y el vino, el sorgo y el maíz. Pueden interferir con la absorción del hierro no hemo de origen vegetal como el de los frijoles, las legumbres, las espinacas y otras verduras de hoja verde oscuro. Si estás sufriendo de anemia por deficiencia de hierro, debes evitar los alimentos con taninos.

Preocúpate del gluten


Los granos como el trigo y la cebada contienen gluten.

La alergia al gluten como se ve en la enfermedad celíaca puede causar daño a la pared intestinal, evitando que los nutrientes como el ácido fólico y el hierro sean absorbidos adecuadamente. Si no se trata, esta mala absorción puede provocar anemia. El gluten se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno, la avena y los alimentos elaborados a partir de estos granos. Debes evitarlo, sin embargo, si eres alérgico a él.

Conoce tus fitatos


La cáscara del arroz integral contiene ácido fítico.

Los fitatos o ácido fítico, se encuentran generalmente en alimentos con alto contenido de fibra, como el trigo integral, las legumbres, los frutos secos y el arroz integral. En las versiones refinadas de estos alimentos tales como el arroz blanco o harina blanca se ha eliminado el salvado y por lo tanto contienen menos ácido fítico. Los fitatos se unen con el hierro en el sistema digestivo, inhibiendo su absorción.

Otras interacciones dietéticas

El calcio puede interferir con la absorción de hierro, por lo que consumir alimentos que contienen calcio con los alimentos que contienen hierro afectará la cantidad que absorbes. Por esta razón, lo mejor es comer las fuentes de calcio en otros momentos. Por ejemplo, la carne de res, frijoles y lentejas no se deben comer con leche, queso y yogur. El zinc es necesario para que el folato se absorba adecuadamente, por lo que las cantidades adecuadas de este nutriente en tu dieta son esenciales para la anemia relacionada con el ácido fólico. Buenas fuentes incluyen ostras, hígado, carne, huevos y legumbres. La vitamina C ayuda a convertir el hierro no hemo en los vegetales en una forma utilizable, por lo que el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como jugo de cítricos, espárragos y pimientos, con hierro no hemo ayuda a su absorción. Por último, el consumo de alcohol a largo plazo puede inhibir la absorción de ácido fólico y el buen funcionamiento del hierro, por lo que reducir o evitar el consumo de alcohol puede mejorar estos dos tipos de anemia.

Más galerías de fotos



Escrito por jo travers | Traducido por barbara obregon