¿Pueden ciertos alimentos curar la inflamación de los intestinos?

Los intestinos son parte importante de tu tracto digestivo, situados entre tu estómago y tu ano. Mucho del proceso de digestión tiene lugar en tu intestino delgado, mientras que tu intestino grueso absorbe agua y excreta los desechos. La inflamación de los intestinos es la característica primaria de las enfermedades inflamatorias de las entrañas, o "IBD", por sus siglas en inglés, entre las cuales se incluye la enfermedad de Crohn y la colitis. Aunque las medidas dietéticas no pueden curar los IBD, de acuerdo con la Crohn's and Colitis Foundation of America, ciertos alimentos pueden apoyar la curación del intestino y ayudar a aliviar los síntomas.

Pescados grasosos, semillas de linaza y nueces

Los pescados grasosos como el salmón, el atún (tuna), el halibut, la trucha (trout) y el lenguado (flounder); las semillas de linaza (flaxseed), aceite de linaza (flaxseed oil), las nueces y el aceite de nueces proporcionan ricas cantidades de grasas saludables, conocidas como los ácidos grasos omega-3. Aunque los resultados de las investigaciones siguen siendo confusos, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center, los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a prevenir o reducir la inflamación intestinal. Las grasas omega-3 también promueven la salud positiva del corazón y la función cerebral. Selecciona las semillas molidas en vez de las enteras, o muele algunas semillas enteras en un molino de café para mejorar la absorción. Si los alimentos altos en fibra o los alimentos duros desencadenan tus síntomas de IBD, consume pescado grasoso en vez de semillas o nueces más a menudo. Para beneficios adicionales, prepara tu pescado horneado, asado o al vapor, usando pequeñas cantidades de aceite vegetal en lugar de mantequilla.

Frutas y vegetales de muchos colores

Las frutas y vegetales son valiosas fuentes de vitaminas, minerales, agua y fibra dietética. Las frutas y vegetales de muchos colores tienden a contener las más ricas cantidades de antioxidantes, que ayudarán a tu cuerpo a luchar contra las infecciones y enfermedades. La UMMC recomienda alimentos ricos en antioxidantes como las cerezas (cherries), moras azules (blueberries), tomates, pimientos (bell peppers) y calabaza (squash) como importantes elementos de un tratamiento dietético para la enfermedad de Crohn. Si las frutas y vegetales te provocan gases, inflamación u otros síntomas de IBD, intenta cocinarlos o experimentar con diferentes variedades para determinar lo que puedes consumir con mayor facilidad. Los vegetales diferentes a la calabaza china tienden a ser aceptables para personas con colitis o enfermedad de Chron. Otros frutos y vegetales ricos en antioxidantes son la espinaca, la acelga (kale), las frambuesas (raspberries), fresas (strawberries), melón (cantaloupe), naranjas, manzanas, peras, ciruelas (plums), papas horneadas con piel, batatas (sweet potatoes) y judías verdes (string beans).

Yogur y kefir

El yogur y el kefir son productos de cultivos lácteos que contienen probióticos, es decir bacterias saludables que mejoran la digestión y ayudan a prevenir infecciones bacterianas. De acuerdo con la Crohn's and Colitis Foundation of America, los probióticos pueden balancear los niveles de bacterias en tus intestinos y pueden ayudar a reducir la inflamación. Aunque los productos lácteos provocan los síntomas de la gente que sufre IBD, los probióticos a menudo previenen la incomodidad digestiva relacionada con la lactosa (el azúcar que está contenida de manera natural en la leche de vaca). Revisa la información nutrimental contenida en los alimentos para asegurarte de que tu yogur contiene cultivos lácteos vivos. El yogur y el kefir pueden también añadirse a los batidos de frutas para agregar beneficios antioxidantes y nutricionales. Para óptimos resultados, consume yogur y kefir regularmente.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por reyes valdes