¿Algunos alimentos pueden contribuir con la lucha contra el HPV?

El 50 por ciento de los hombres adultos en Estados Unidos y otros países pueden portar el virus del papiloma humano (HPV, por sus siglas en inglés), según informa la University of Utah. El HPV es un virus que se transmite por medio de las relaciones sexuales y provoca cáncer en el cuello uterino, el pene, la vagina, la cavidad oral, el canal anal, la vulva, la cabeza y el cuello. Hoy en día está disponible una vacuna para prevenir en HPV para hombres y mujeres, que puede administrar tu médico de cabecera o los profesionales de la salud en el departamento de salud local. Sin embargo, las personas infectadas con HPV pueden beneficiarse si consumen alimentos con gran cantidad de nutrientes que ayudan a prevenir o a retrasar la progresión de las células cancerígenas.

Verduras

Las verduras cruciformes contienen compuestos de azufre denominados glucosinolatos. La descomposición de los glucosinolatos produce compuestos conocidos como indole-3-carbinol, o I3C. El I3C detiene la progresión de ciertos tipos de cánceres. Según la información del Linus Pauling Institute, la investigación preliminar sobre el HPV indica que una cantidad significativa de mujeres que consumieron entre 200 y 400 mg de I3C por día durante 12 semanas detuvieron por completo la progresión de las lesiones cervicales precancerígenas. Los resultados fueron similares en mujeres que consumieron I3C para tratar lesiones en la vulva, una complicación común que causa el HPV. Fuentes ideales de I3C incluyen berro hortelano, mostaza de la India (mustard greens), rábano picante (horseradish), col verde (kale), berro de agua (watercress), nabos, repollo (cabbage), brócoli y coliflor.

Ácido fólico

La displasia cervical es la acumulación de células anormales en el cuello uterino, un síntoma común del HPV. Esta afección es precursora del cáncer cervical. Según University of Maryland Medical Center, las mujeres infectadas con HPV y con deficiencia de ácido fólico, o vitamina B9, corren mayor riesgo de desarrollar displasia cervical. Entre las mujeres que experimentan síntomas de esta afección, el ácido fólico retrasa la conversión de la displasia en cáncer. Sin embargo, consumir una dosis excesiva de ácido folico no elimina los síntomas de la displasia cervical. Fuentes ideales de este compuesto incluyen cereales fortificados, productos de trigo integrales, hígado, huevos, legumbres, espárragos (asparagus), naranjas, melón (cantaloupe), frutillas y semillas de girasol.

Betacaroteno

El betacaroteno proporciona el pigmento en las plantas y, cuando se consume, se transforma en retinol, una forma de vitamina A. Al igual que ocurre con el ácido fólico, la deficiencia de betacaroteno puede incrementar el riesgo de desarrollar displasia cervical y cáncer en mujeres con HPV. Además, según un estudio publicado en 2010 en “Cancer Research”, las mujeres con niveles elevados de betacaroteno experimentaron entre un 43 y 50 por ciento menos de riesgos de adquirir infecciones relacionadas con el HPV en comparación con mujeres con niveles más bajos de betacarotenos. Fuentes ideales de betacaroteno incluyen calabaza (pumpkin), patatas dulces, zanahorias, melón (cantaloupe), calabacines (squash), brócoli, lechuga y tomates.

Otros antioxidantes

Las verrugas se producen por diferentes cepas de HPV. Se pueden propagar desde una parte del cuerpo hacia otra. Para prevenir o reducir los síntomas de las verrugas, University of Maryland Medical Center recomienda consumir alimentos que contengan abundantes antioxidantes, responsables de luchar contra los radicales libres, agentes que producen cáncer en el cuerpo. Los alimentos con gran cantidad de antioxidantes incluyen arándanos (blueberries), tomates, frutillas (strawberries), cerezas (cherries), calabacines (squash), zapallitos (zucchini), té verde y pimientos.

Más galerías de fotos



Escrito por suzanne allen | Traducido por vanesa sedeño