Alimentos que contienen inulina

La inulina pertenece a una clase de hidratos de carbono llamados fructanos. Un fructano actúa como un prebiótico. Muchos han oído hablar de los probióticos, que son bacterias saludables relacionadas con la salud intestinal. Los prebióticos, por otro lado, sirven como alimentos para los probióticos, que a su vez promueven una flora intestinal sana. Además de la promoción de un tracto gastrointestinal saludable y de reducir el estreñimiento, la inulina puede estimular la salud ósea mediante la mejora de la absorción de calcio y disminuir el riesgo de aterosclerosis al disminuir los niveles de triglicéridos en la sangre.

Alcachofas


Pila de alcachofas

La alcachofa de Jerusalén proviene de una especie de girasol cultivado principalmente por su tubérculo y se utiliza como un vegetal de raíz. La alcachofa de Jerusalén también se llama raíz sol o topinambur, y el 14 al 19 por ciento de su peso está compuesto de fibra de inulina. Las alcachofas tradicionales proporcionan el equivalente del 3 a 10 por ciento de su peso como inulina.

Raíz de achicoria


Flor de la planta de achicoria

La raíz de achicoria, junto con la alcachofa de Jerusalén, es una de las principales fuentes de fibra de inulina utilizada por la industria alimentaria. Del quince al 20 por ciento del peso de la raíz de achicoria corresponde a la inulina fibra. La raíz de la achicoria puede ser difícil de usar para cocinar, pero busca los alimentos que contengan esta raíz, tales como barras de suplemento de aperitivos, como parte de sus ingredientes para obtener el beneficio de la inulina.

Puerros, cebollas y ajo


Bol de dientes de ajo

Los bulbos de los puerros, las cebollas y el ajo son buenas fuentes de la inulina prebiótica. Del tres al 10 por ciento del peso de los puerros, del 2 al 6 por ciento del peso de las cebollas y del 9 al 16 por ciento del peso de ajo corresponden a la inulina. Trata de usar estas sabrosas verduras cuando cocines verduras, guisos, sopas o salsas para aumentar la cantidad de inulina en la dieta.

Plátano


Plátanos

El plátano proporciona pequeñas cantidades de inulina, o alrededor del 0,3 al 0,7 por ciento del peso de un plátano fresco. Aunque el contenido prebiótico de los plátanos es relativamente pequeño en comparación con la raíz de achicoria y alcachofa de Jerusalén, éstos también pueden contribuir a aumentar la ingesta de inulina si se comen en forma regular.

Centeno y cebada


Pan de centeno en rodajas

El centeno y la cebada son los cereales que contienen pequeñas cantidades de inulina. Por ejemplo, alrededor del 0,5 al 1 por ciento de centeno es la inulina, y es del 0,5 al 1,5 por ciento en la cebada. Elige el pan hecho con harina de centeno y acompaña tus comidas con cebada en lugar de arroz para obtener los beneficios que la inulina tiene para ofrecer.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por martín giovana