¿Qué alimentos contienen ácido salicílico?

Algunas sustancias químicas que se encuentran naturalmente en algunos alimentos podrían causar problemas si eres sensible a ellas. La intolerancia alimentaria se produce cuando tu cuerpo tiene problemas para absorber ciertas sustancias de los alimentos en tu dieta. El ácido salicílico es un ejemplo de un producto químico que causa intolerancia a los alimentos en individuos sensibles. Los salicilatos son una familia de sustancias químicas que se encuentran en forma natural en diversos alimentos como verduras, frutas y nueces. Si bien estos alimentos son nutritivos, no las tolerarás si eres sensible al salicilato. La eliminación de salicilatos de tu dieta ayuda a controlar los síntomas asociados a la intolerancia alimentaria.

Ácido salicílico e intolerancia alimentaria

Podrías seguir una dieta de eliminación si tienes una intolerancia alimentaria. Esto implica identificar y excluir los alimentos que contienen la sustancia química que la provoca. Las reacciones de intolerancia de alimentos podrían causar síntomas leves, moderados o graves. Si tus síntomas son severos, es posible que debas seguir una dieta estricta libre de salicilato. Para síntomas leves, es posible que pudieras consumir alimentos que contienen salicilatos en porciones más pequeñas. Pelar las verduras y las fruta reduce el contenido de salicilato, ya que la mayor parte de ellos se concentran justo debajo de la piel. Trata de seguir una dieta de eliminación durante unas semanas y luego volver a ingerir gradualmente los alimentos que eliminaste uno por uno cada dos o tres días para evaluar la tolerancia.

Vegetales

Los alimentos contienen diferentes niveles de salicilatos, y la reacción depende de tu sensibilidad. Con alimentos altos o muy altos en salicilatos el riesgo de intolerancia es mayor. Alfalfa, alcachofa, pepino, brócoli, coliflor, maíz, rábano, batata e hinojo contienen salicilatos y representan un alto riesgo de causar síntomas de intolerancia si eres sensible. Achicoria, berenjena, algas, espinacas, setas, todos los pimientos, aceitunas en conserva y col contienen salicilatos y poseen un alto potencial para causar problemas.

Fruta

Muchas frutas contienen cantidades variables de salicilatos. Melón, pomelo, kiwi, melocotón, sandía, naranjas, plátanos maduros y lichi son ricos en salicilatos. Las frutas que son muy altas en salicilatos incluyen albaricoque, aguacate, tomate, piña, ciruela, uva, fresa, mora y arándano. Las frutas que contienen cantidades moderadas de salicilatos incluyen maracuyá, granada, mango y limón. Consulta a tu médico para obtener una lista completa de alimentos que contienen salicilatos.

Otros alimentos

También otros alimentos contienen salicilatos. Frutos secos y semillas como almendras, nueces de Brasil, piñones, pistachos, semillas de sésamo, maní y semillas de calabaza son algunos ejemplos. Miel, mermeladas, encurtidos, palomitas de maíz y hierbas frescas o secas contienen salicilatos. También es necesario evitar gomas de mascar, alimentos y dulces con sabor a menta. Los jugos y bebidas de té, café, frutas y vegetales también son ricos en salicilatos. Además, los benzoatos que se utilizan para conservar los alimentos están químicamente relacionados con salicilatos, según el Royal Prince Alfred Hospital. Los benzoatos pueden causar problemas en las personas sensibles al salicilato; en este caso revisa las etiquetas de los alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por sergio mendoza