¿Qué alimentos puedo consumir después de una cirugía oral?

Después de una cirugía oral, seguramente experimentarás dolor, sangrado e inflamación que limitarán los tipos de alimentos que puedes comer. Una dieta blanda consiste en comidas suaves que puedas masticar y tragar con relativa facilidad. Estos alimentos pueden picarse, molerse, hacerse puré o humedecerse. De acuerdo con Drugs.com, comer alimentos suaves puede ayudarte mucho luego de haber tenido una cirugía oral que te complica masticar o tragar. Una dieta de alimentos suaves te proporcionará las vitaminas y los nutrientes que necesitas para acelerar el proceso de curación.

Líquidos

Puede que inmediatamente después de tu cirugía oral, no seas capaz de masticar alimentos sólidos o semi-sólidos debido a la hinchazón de tu boca. De acuerdo con la American Association of Oral and Maxillofacial Surgeons, el objetivo principal en este momento es asegurarse de que recibas entre 48 y 64 onzas (1,4 y 1,9 L) de líquidos diarios. Estos pueden incluir jugos frescos de frutas y verduras, agua, gelatina y bebidas saborizadas sin cafeína como té, refresco y café.

Sopas

Después del procedimiento, tu dieta puede consistir principalmente en sopas. Trata de tomar caldo tibio, sopa de verduras o carnes suaves y cremas por un par de días después de la intervención.

Panes y cereales

Si recientemente has tenido una cirugía o una lesión oral fuerte, come panes y cereales como avena, arroz, fideos de pasta cocida, crema de trigo, sémola de maíz, trigo blanco o entero, pan integral, galletitas saladas o tortillas de harina.

Frutas y verduras

A menos que te indiquen lo contrario, deberías ser capaz de consumir de manera segura, todas las frutas y verduras cocidas o enlatadas que quieras. Estas deben estar lo suficientemente suaves como para que puedas comerlas. Prueba por ejemplo con plátanos maduros en rodajas, manzanas horneadas y hechas puré, batatas (camotes) al horno o a la parrilla, espinacas, remolacha y zanahoria en rodajas enlatadas y papas trituradas, en crema o en puré de gratinado.

Alimentos a base de proteínas

Algunos alimentos blandos a base de proteínas como el tofu, la carne de res magra, el pollo, el atún, el hígado y el salmón guisados, picados o asados al horno o a la parrilla, son permitidos en una dieta de alimentos blandos, particularmente después de una intervención o lesión oral. También puedes comer unos huevos revueltos suaves.

Productos lácteos

Es muy buena idea incorporar productos lácteos en tu dieta blanda. Algunos de ellos son lo suficientemente ligeros y suaves para consumirlos todos los días, como es el caso de la leche, el yogur, los batidos, las natillas, el helado natural, el requesón, el queso cottage, el queso suave y el queso crema.

Más galerías de fotos



Escrito por r. y. langham, ph.d. | Traducido por pei pei