¿Qué alimentos puedo considerar dentro de una dieta de líquidos claros?

Una dieta de líquidos claros puede ser prescrita antes de una prueba médica o de una cirugía. También se llega a recomendar a corto plazo si tienes ciertos problemas digestivos como náuseas, vómitos o diarrea, o después de pasar por determinados procedimientos médicos. Una dieta de líquidos claros no es adecuada para periodos de tiempo largos, ya que no proporciona al cuerpo todos los nutrientes esenciales.

Bebidas

Sólo ciertas bebidas se pueden utilizar como parte de una dieta de líquidos claros. Algunos ejemplos son los jugos ligeros como el arándano, manzana o uva y el té suave sin azúcar ni leche. También se permiten los refrescos claros como el ginger-ale, el Sprite y el agua mineral con gas.

Sopas

Las sopas tibias como la de pollo o el caldo de verduras pueden ser una parte de una dieta de líquidos claros. No debe haber verduras o ingredientes adicionales incluidos, ya que éstos elevan la cantidad de residuos del tracto gastrointestinal.

Postres

Hay algunos postres que se pueden disfrutar mientras estás siguiendo este tipo de dieta. La gelatina Jell-O, las paletas heladas de agua y los caramelos macizos están permitidos. No obstante, debes evitar las paletas de hielo o la gelatina que contiene fruta o cualquier otro ingrediente sólido añadido.

Otros

De acuerdo con Drugs.com, el azúcar, la miel, la mermelada, el jarabe, las hierbas y los condimentos suaves, así como la sal, se pueden incluir en una dieta de líquidos claros. De hecho, suelen añadirse a caldos o infusiones.

Alimentos para evitar

En estos casos se deben evitar cualquier tipo de caldos o líquidos turbios a través de los cuales no puedas ver, lo mismo que las bebidas alcohólicas, los lácteos y los néctares o purés de frutas o vegetales.

Más galerías de fotos



Escrito por laura candelaria | Traducido por pei pei