Alimentos para comer con faringitis estreptocócica

La faringitis estreptocócica es una infección bacteriana que provoca dolor de garganta y síntomas parecidos a la gripe, como fiebre, escalofríos y dolor. La faringitis es más frecuente en niños de 5 a 15, de acuerdo con University of Maryland Medical Center. También puede afectar a los adultos. Generalmente, los síntomas se presentan dentro de los cinco días después de la exposición a las bacterias y puede disiparse por su propia cuenta. Sin embargo, los médicos suelen prescribir antibióticos para prevenir complicaciones graves y poco comunes. El descanso y comer los alimentos adecuados puede ayudar a reducir los síntomas.

Fluídos fríos

Los líquidos fríos, como el agua y el jugo, pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta, mientras que la promueven la hidratación. Beber mucho líquido también ayuda a mantener lubricada la garganta, lo que facilita la deglución, de acuerdo con MayoClinic. Otras frías opciones hidratantes incluyen pedacitos de hielo, se puede chupar paletas heladas, gazpacho, una sopa vegetal fría, y gelatina refrigerada. También puedes crear tus propios alimentos congelados mediante la colocación de pequeños contenedores de jugo de fruta o yogur en el congelador.

Fluídos calientes

Los líquidos calientes pueden aliviar el dolor de garganta, de acuerdo con UMMC, que describe el té de limón o de miel como un remedio a "prueba del tiempo". Las opciones adicionales incluyen el cacao caliente, leche caliente y sopas. Agrega verduras a tu caldo para aumentar los antioxidantes, que promueven un sistema inmune fuerte que funciona, y pollo o frijoles para proteína, que promueve la reparación de tejidos y la fuerza física.

Almidones blandos

Los almidones, como el pan, cereales, pasta, arroz y patatas, proporcionan la glucosa, principal fuente dietética de energía de tu cuerpo. Las variedades que son "fáciles en caso de dolor de garganta", de acuerdo con el sitio MayoClinic, incluyen cereal cocido y puré de patatas. Las opciones adicionales incluyen la pasta bien cocida enriquecida, arroz instantáneo o blanco, tortillas suaves, panes suaves y puré de batatas.

Proteínas suaves

Elige fuentes de proteína suave fácil de digerir, sobre las fuentes picantes, de alto contenido de grasa o crujientes, que pueden empeorar la inflamación y el dolor. Algunos ejemplos son los huevos revueltos o claras de huevo, yogur o queso cottage bajo en grasa, pechugas de pollo sin piel y el tofu. Come las fuentes de proteínas suaves solas o añade a otros alimentos, como sopas y sándwiches de pan blando o envolturas de tortilla. Leche baja en grasa, incluyendo variedades de vaca o no lácteas y variedades de soja, también proporcionan proteínas.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por verónica sánchez fang