¿Algunos alimentos pueden causar la condición de lengua geográfica?

La condición de la lengua geográfica causa sensaciones punzantes y de ardor, y en ocasiones causa dolor, inflamación o parálisis. La lengua geográfica altera las papilas, que son pequeñas protuberancias en las que el se localizan los receptores gustativos, que se esparcen de forma uniforme en lenguas que no sufren ninguna afección. Los exámenes exhaustivos demuestran la presencia de áreas coloradas con bordes blancos-grisáceos sobre la superficie de la lengua geográfica. Las papilas se encuentran perdidas dentro de estas manchas coloradas, pero agrupadas en las áreas grises. Los alimentos y las bebidas precipitan los síntomas que aparecen y desaparecen, y cambian el tamaño o la forma de las manchas en el lapso de horas o días. Esta condición es hereditaria, pero la causa real aún es desconocida.

Frutas

Si bien no hay curas conocidas para la condición de la lengua geográfica, puedes inhibir los síntomas y aliviar el malestar si evitas los alimentos que pueden empeorar la condición. Las frutas ácidas son los desencadenantes comunes de los brotes de lengua geográfica; las frutas cítricas, los tomates y las piñas causan las peores reacciones en la categoría de las frutas. Aunque la apariencia de la lengua geográfica puede ser poco familiar y quizás alarmante, no causa problemas de salud y no se asocia con infecciones ni con cáncer. Sin embargo, si se desarrollan úlceras en la lengua o en alguna otra parte de la boca, consulta con un médico de salud oral.

Alimentos picantes

Muchas personas que sufren de la condición de lengua geográfica no experimentan dolor o pérdida del gusto. Pero en ocasiones sí experimentan irritación en las áreas afectadas de la lengua o incrementan la sensibilidad y el malestar que se produce durante el consumo de ciertos alimentos. Las comidas y salsas picantes y calientes, sobre todo las que contienen pimientos o polvo de pimientos, son las causas principales de los síntomas.

Nueces

La lengua geográfica también se conoce como glositis migratoria benigna, es decir que es una inflamación benigna, no invasiva de la lengua con manchas o lesiones que se curan en una parte de la lengua y luego migran o se mueven hacia otra parte. Estas manchas sobre la lengua tienen un forma geográfica, similar a la de un mapa. Si una persona que sufre de lengua geográfica consume nueces puede experimentar inflamación, punzadas y, en ocasiones, dolor. Las pacanas generan un efecto similar, pero menos grave.

Verduras

Las verduras que pueden provocar una reacción en la lengua incluyen berenjenas, acelga (chard) y espinaca. La espinaca cruda es menos problemática que la espinaca cocida. Las personas que sufren de lengua geográfica también pueden experimentar una condición denominada lengua fisurada, un trastorno que causa fisuras profundas o surcos sobre la superficie de la lengua. Se cree que la espinaca cocida ingresa en los surcos de una lengua geográfica y funciona como un irritante que causa inflamación y malestar en algunas personas.

Otros alimentos

El diseño de la superficie en una lengua geográfica puede cambiar con rapidez y esto ocurre cuando un alimento o una sustancia afecta a las papilas de la lengua y las aplana. Estas áreas se describen como "despojadas" y pueden durar durante meses, causando sensibilidad en la lengua. Los alimentos que causan esta situación incluyen quesos fuertes, como los que pertenecen a las familias del queso azul o queso suizo; orégano, una especia que se usa en las salsas de tomate o en pescados y aves de corral; y caramelos con mucho saborizante, como caramelos duros de menta o de canela.

Más galerías de fotos



Escrito por maura wolf | Traducido por vanesa sedeño