Alimentos que causan fatiga

La fatiga puede ser una sensación de adormecimiento o falta de energía. Muchos han experimentado un cortocircuito al mismo tiempo o tal vez durante un largo periodo de tiempo. La fatiga puede estar causada por un número de razones como estrés, falta de sueño, desorden médico, ejercicio intenso o incluso tu dieta. Algunos alimentos mejoran el nivel de energía, mientras que otros pueden obstaculizarlo. Al comer ciertos alimentos con moderación, o combinados con otros alimentos, podrías encontrar que disminuye la cantidad de fatiga que experimentas después de una comida.

¿Qué alimentos se sabe que causan fatiga?

Los alimentos que causan somnolencia son los dulces y los carbohidratos con almidón como galletas, pastel, arroz blanco, pan blanco y pasta blanca enriquecida. Estos alimentos pueden hacer que tus niveles de azúcar en la sangre se vuelvan locos. Podrías haber notado que comer un donut, por ejemplo, te da un breve azúcar alto, seguido por una sensación de lentitud, cansancio y hambre. Puedes tener la tentación de comer uno para recuperar tu alto nivel de azúcar, pero esto sólo conduce a tener altibajos de energía, un círculo vicioso.

La ciencia detrás de los alimentos que causan fatiga

La reacción del cuerpo a los carbohidratos puede explicarse por el índice glucémico. Cuanto mayor sea el índice glucémico que tiene un alimento, más fluctuación ocurre en tus niveles de azúcar en la sangre cuando se ingieren los alimentos. Cuando tus niveles de azúcar en la sangre son altos, se libera la hormona insulina desde el páncreas para combatir la subida repentina de azúcar en la sangre para llevarlo a niveles aceptables. Fluctuaciones más altas en los niveles de azúcar en la sangre aumentan la cantidad de fatiga que experimentas.

Mejores opciones de alimentos

Como los carbohidratos son imprescindibles en cualquier dieta saludable, los tipos de carbohidratos que elijas pueden jugar un papel importante en el control de tus niveles de azúcar en la sangre. Elije cereales integrales en lugar de productos con almidón blanco y come dulces infrecuentemente. La pasta de trigo integral, arroz, avena, salvado y cereales integrales son mucho mejores opciones que la pasta, el blanco o los cereales azucarados. Una buena regla para ojear es elegir los alimentos que tengan un alto contenido de fibra.

Comer tus alimentos favoritos con moderación

Por supuesto, esto no significa que tengas que cortar permanentemente todas tus comidas favoritas para evitar la fatiga. Si te gusta mucho comer galletas, entonces debes hacerlo con moderación. El mejor momento para comer una galleta es después de una comida equilibrada en proteínas, grasas y carbohidratos. Con un equilibrio de macronutrientes siendo digeridos al mismo tiempo, tus niveles de azúcar en la sangre son menos propensos a subir por las nubes, lo que resulta en la subsiguiente "coma de comida".

Más galerías de fotos



Escrito por jill armayor | Traducido por maria gloria garcia menendez