Alimentos beneficiosos para casos de mala circulación en las piernas

La enfermedad vascular periférica, o mala circulación, se puede mitigar siguiendo una dieta que ayude a liberar el material graso y evitar que se acumule en las paredes de las arterias en las extremidades, en especial las piernas. Junto con una dieta saludable, el ejercicio regular y la visita a un médico pueden ayudar a mantener los problemas de circulación bajo control.

Ajo

El ajo puede disminuir el colesterol que se acumula en las arterias de las piernas. El profesor Yu-Yan Yeh, de Penn State University, explica que gran parte del efecto del ajo en los niveles de colesterol malo se puede comparar con las populares drogas de reducción del colesterol, como las “estatinas”. Yeh afirma que estas drogas son significativamente más potentes que la monoterapia con ajo, pero pueden tener efectos secundarios graves. El ajo, por otro lado, es no tóxico en dosis terapéuticas o complementarias para la salud cardiovascular. La Miami University informa que la alicina, el compuesto del ajo responsable de muchas de sus propiedades beneficiosas, también puede trabajar para relajar los vasos sanguíneos de las piernas y evitar la formación de coágulos peligrosos. Si comes alimentos saludables de la cocina italiana, mediterránea, india y asiática, consumirás más ajo.

Granos enteros

Los granos enteros son una fuente significativa de fibra soluble, que puede ayudar a disminuir los niveles totales de colesterol, trayendo como resultado una mejor circulación en las extremidades. La fibra soluble absorbe agua para formar sustancias, como gel, en el tracto digestivo, que ralentizan la digestión y disminuyen los niveles de colesterol con el tiempo. Un estudio llevado a cabo por el Dr. Hongyan Ning en Northwestern University muestra que los adultos de entre 20 y 59 con la mayor ingesta de fibra tenían menores riesgos de desarrollar enfermedades cardiovasculares, incluyendo enfermedad arterial periférica, a lo largo de la vida. En el momento de elegir panes, cereales y otros granos para comprar, elige los que dicen “100% integral” en la etiqueta.

Pescado

El pescado es una de las fuentes de ácidos grasos Omega 3 más abundantes. La Colorado State University afirma que la inclusión de estos ácidos grasos fundamentales en la dieta puede reducir la formación de coágulos, el colesterol en sangre, la acumulación de placas en las arterias y la presión arterial. La edición del 2010 del U.S. Dietary Guidelines Advisory Committee (comité de los Estados Unidos que ofrece pautas para una dieta saludable) informó que comer dos porciones de pescado o mariscos por semana se asocia con una reducción de las enfermedades cardíacas. El riesgo disminuido de sufrir la formación de un coágulo es especialmente pertinente si sufres de mala circulación, dado que los coágulos no descubiertos en las extremidades pueden ser fatales.

Dieta TLC

La dieta de Cambio Terapéutico en el Estilo de Vida (TLC por sus siglas en inglés) ayuda a aumentar la circulación en las extremidades y luchar contra la enfermedad arterial periférica. El University of Maryland Medical Center informa que con esta dieta, menos del 7 por ciento de las calorías que se ingieren por día debe provenir de grasas saturadas. La dieta también limita la cantidad de sodio a 2400 mg por día. Habla con el médico si crees que la dieta TLC podría ayudarte con tus problemas circulatorios.

Más galerías de fotos



Escrito por christina hall | Traducido por pilar celano