Alimentos para bebés a los que le están saliendo dientes

La dentición ocurre en distintos momentos para los bebés, pero generalmente comienza al rededor de los 6 meses y continúa intermitentemente hasta los 2 años de edad. Mientras le están saliendo los dientes, el niño normalmente está molesto, puede que tenga problemas para dormir, y es probable que babee más de lo normal. Como padre, quieres hacer lo que puedas para hacer que tu pequeño esté cómodo. Las comidas con las que lo alimentas a menudo pueden ayudar a aminorar el dolor en su boca, dándole alivio por cortos períodos de tiempo durante el día.

Purés fríos

Aplicar un anillo de dentición frío en las encías de tu bebé puede ayudar a adormecer el área dónde está saliendo el diente. De igual manera, los alimentos fríos también pueden ayudar a aliviar el dolor. El yogur, como también la compota de manzana fresca o el puré de frutas como mangos, bananas, peras o cerezas, funcionan bien. Mantenlos en el refrigerador durante varias horas antes de dárselos a tu niño.

Vegetales duros

Aunque tendrás que mantenerte cerca para evitar asfixia, MayoClinic.com sugiere que dejes que tu bebé roa vegetales fríos y duros. Las zanahorias enanas y los bastones de pepino funcionan bien. La temperatura fría del alimento, combinada con la dureza, ofrecen alivio a las encías de tu bebé cuando los muerde. Sin embargo, debes observar a tu bebé cuidadosamente, porque si muerde un pedazo del vegetal podría ahogarse. Si parece que ha masticado el vegetal, quítaselo y ofrécele uno nuevo.

Pan y galletas

Como con cualquier comida con la que alimentas a tu niño, darle pan o galletas requiere de supervisión para prevenir el riesgo de que se ahogue. Muchos fabricantes de alimentos para bebés venden bizcochos de dentición, los cuales son galletas muy duras que tu bebé puede roer si se siente molesto por los dolores de la dentición. Los palillos de pan duros o las galletas grandes también funcionan bien. Mientras tu bebé mastica, es probable que el pan se vuelva pastoso. Quita las partes mojadas de vez en cuando para evitar que los pedazos se desprendan, ya que tu bebé podría tragárselo entero.

Fruta congelada

Los alimentos congelados son muy fríos y se sienten bien en las encías doloridas. La fruta congelada funciona bien porque ofrece nutrición al mismo tiempo que provee alivio. Congela pedazos grandes de frutilla, piña, melón, mango o banana durante varias horas, y luego deja que tu bebé las muerda. De nuevo, es esencial que te quedes cerca para asegurarte de que no se desprenda ningún pedazo que pueda plantear algún riesgo de asfixia. También puedes colocar la fruta en una malla de alimentación, la cual es similar a un chupete, pero con un extremo algo parecido a una red en lugar de plástico. Esto le permite a tu bebé masticar la fruta sin preocupación de que pueda separarla y atragantarse.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por cinthia perez