Alimentos para bebés de 9 meses

A medida que un bebé llega a los tres últimos meses de su primer año pasará muchos hitos del desarrollo. Estos incluyen el aumento de la movilidad, la mejora de la coordinación y una larga lista de alimentos que no sólo pueden comer, sino también disfrutar. De hecho, para el primer cumpleaños de tu bebé, la mitad de lo que comerá será alimento sólido. La leche materna o la fórmula todavía son su principal fuente de nutrición, pero puede requerir más alimentos sólidos para mantenerse satisfecho por más tiempo. Recuerda que debes ofrecer a tu bebé un alimento nuevo en una pequeña cantidad y esperar tres o cuatro días antes de ofrecer otro alimento nuevo. Esto da tiempo para que los padres supervisen a sus hijos por las alergias alimentarias o sensibilidades.

Con cuchara


Tazón de queso cottage.

Los alimentos suministrados a un bebé con una cuchara deberían ser colados o en puré a menos que ya haya comido este tipo de alimentos desde los 6 meses de edad. Poco a poco aumenta el grosor y disminuye el líquido añadido a la comida, haz puré con un tenedor para una textura más gruesa o compra alimentos infantiles comerciales de la segunda o tercera etapa. Puedes alimentar con cuchara a tu bebé con queso cottage, cebada, avena y cereales de arroz, espárragos (asparagus), guisantes (peas), judías verdes (green beans) y jugos de frutas pasteurizados suaves como el de melocotón (peach) y el de pera (pear). Un niño con sensibilidad a la lactosa o prevalencia familiar conocida de intolerancia a la lactosa puede ser aconsejado por el pediatra a esperar hasta su primer cumpleaños para comer cualquiera de los productos lácteos. Diluye jugos con partes iguales de agua y jugo para evitar que tu bebé desarrolle un gusto por los líquidos dulces en lugar del agua normal.

Comida con los dedos


Tofu en cuadritos.

Si comenzaste a introducir puré o alimentos colados a tu bebé a los 6 meses, puede estar interesado en otras texturas a los 9 meses. Ofrecerle alimentos con los dedos es posible a esta edad, pero asegúrate que sea fácil para tu bebé ablandarlo en la boca. Puedes cortar cuadritos de tofu u ofrecerle una yema cocida de huevo duro, zanahorias bien cocidas, calabaza de verano (squash) o papas blancas y frutas maduras como melocotones y plátanos (bananas). El tofu y los huevos tal vez tengan que ser aprobados por el pediatra, ya que están en lo alto de la lista de alergénicos. Otros bocadillos incluyen cubos de pan tostado, galletas, cereales de avena, cubitos de queso, pasta cocida y arroz. Cualquier alimento que tu bebé ya ha estado comiendo puede ser cortado en cubitos para que se alimente él mismo.

Cosas a evitar


Guisantes en una vaina.

Evita cualquier alimento que deba ser masticado antes de tragar. Los alimentos de este tamaño son más probables que tengan peligro de asfixia y requiere supervisión de los padres. Los guisantes (peas) no son una opción segura para comer con los dedos en este momento, ya que son lo suficientemente pequeñas para ser inhaladas dentro de la tráquea. No alimentes a tu bebé con hot dogs, dulces duros, uvas, galletas, trozos de carne, zanahorias crudas, trozos de manzana y palomitas de maíz. Los cítricos pueden todavía ser demasiado agresivos en el estómago de tu bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah harding | Traducido por gabriela nungaray