Alimentos bajos en oxalato para piedras en el riñón

En Estados Unidos, aproximadamente un millón de personas son diagnosticadas con piedras en el riñón cada año, de acuerdo con la University of Pittsburgh Schools of the Health Sciences. Los tipos más comunes son las piedras de calcio-oxalato y calcio-fosfato. Beber ocho a 13 tazas de fluidos por día puede reducir tu riesgo de esta condición, nota el sitio de la universidad. Una dieta con alimentos bajos en oxalato también se recomiendan para evitar la formación de piedras de calcio-oxalato.

Proteínas para escoger

Las fuentes de proteínas, como carne, huevos y queso, pueden incluirse en una dieta baja en oxalato. Escoge cortes magros de carne, como carne de res, aves de corral, cordero y cerdo, distintos quesos, como suizo, cheddar, mozzarella y huevos revueltos o hervidos.

Fuentes de carbohidratos a seleccionar

Los almidones, lácteos, frutas y vegetales son fuentes de carbohidratos dietarios. Los almidones bajos en oxalato incluyen cereales de maíz o arroz, pan blanco, fideos de huevo y arros blanco o silvestre. La leche es una buena elección, pero evita el yogurt. Además, incluye frutos densos en nutrientes, como brócoli, coliflor (cauliflower) o patatas (potatoes) blancas hervidas y bananas, uvas, cerezas (cherries) y melón.

Fluidos a beber

Mantenerte hidratado puede ayudarte a prevenir la formación de piedras en el riñón. Bebe agua y otras bebidas bajas en oxalato. Las buenas elecciones incluyen jugo de manzana, piña (pineapple) o cereza o té de menta, limonada y leche.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por paula ximena cassiraga