Alimentos bajos en calorías y sustanciosos

Cuando se trata de perder peso, el número de calorías que consumes por día es un factor clave. Para perder libras, debes ingerir menos calorías de las que tu cuerpo quema diariamente. Pero esto no significa que tienes que pasar hambre. De hecho, una dieta sana que incluya alimentos de bajo contenido calórico pero sustanciosos te ayudarán a perder peso y a mantenerte satisfecho todo el día.

Vegetales

Cuando se trata de alimentos sustanciosos, los vegetales son los mejores porque tienen alto contenido de fibra y agua; ambos ayudan a la saciedad. Los vegetales son, por naturaleza, de muy bajo contenido calórico, mayormente libres de grasas y están cargados de vitaminas y minerales. Una taza de zanahorias en rodajas, por ejemplo, contiene unas 50 calorías y está libre de grasas. Además, esta porción aporta 3 g de fibra. Para ingerir menos calorías pero sentirte satisfecho al comer, planifica los platos alrededor de los vegetales en vez de usarlos como acompañamiento. Los salteados de vegetales y las ensaladas son sabrosos platos principales, por ejemplo.

Frutas

Al igual que los vegetales, las frutas están repletas de fibra y agua que ayudan a saciarte. Además, las frutas contienen pocas calorías y muchas vitaminas y nutrientes esenciales. Una manzana mediana, por ejemplo, aporta solo 70 calorías y 0 g de grasa, pero contiene 3 g de fibra y mucha agua para satisfacer el hambre. Las frutas son el bocadillo perfecto porque son transportables, dulces y aportan energía. Para comidas de bajo contenido calórico, asegúrate de que tu plato esté lleno de frutas y vegetales.

Cereales integrales

Los cereales integrales están cargados de fibras y nutrientes esenciales y algunas opciones pueden también ser de bajo contenido calórico. El cereal integral, la avena y las palomitas de maíz son algunas opciones sanas que te llenarán sin aportar demasiadas calorías. Un bol de avena es la forma perfecta de comenzar tu día, ya que 1 taza de avena cocida contiene menos de 150 calorías pero aporta 4 g de fibra. Como bocadillo llenador, una opción sana son las palomitas de maíz porque tienen pocas calorías y mucha fibra. Una porción de 3 tazas contiene menos de 100 calorías y aporta 3 g de fibra.

Lácteos descremados

Los alimentos ricos en proteínas ayudan a controlar el hambre. Por ello, los productos lácteos descremados ricos en proteína como la leche, el queso, el queso cottage y el yogur son opciones nutritivas para controlar la ingesta de calorías. Una porción de 1 onza de queso en hebras descremado, por ejemplo, contiene menos de 90 calorías pero aporta 7 gramos de proteínas. Una porción de 8 onzas de yogur natural descremado contiene menos de 130 calorías y aporta 13 g de proteína. El queso cottage es otro bocadillo sustancioso, ya que media taza de la variedad descremada aporta 80 calorías y 14 g de proteínas.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jensen | Traducido por mariana palma