Alimentos que ayudan con el síndrome del ovario poliquístico (SOP)

El síndrome del ovario poliquístico, o SOP, es un trastorno que puede afectar a las mujeres desde los 11 años de edad. El SOP es probablemente causado por un desequilibrio hormonal, aunque la causa exacta no se conoce. Altos niveles de insulina son asociados con este trastorno, por lo que son esenciales una dieta y ejercicio para su manejo. Una dieta saludable para el SOP comienza por restringir alimentos específicos, como almidones y azúcares, mientras se deben consumir más verduras, proteínas y granos enteros.

El ciclo del SOP

Los cuerpos de las mujeres tienen un equilibrio de hormonas, incluyendo el estrógeno, la testosterona y la progesterona. Generalmente, la testosterona, considerada una hormona androgénica o masculina, es bastante baja en las mujeres. Sin embargo, en el SOP los niveles de andrógenos son más altos de lo normal, lo que provoca desequilibrios en el estrógeno y la progesterona y altera la función ovárica normal. Cuando tus niveles hormonales son normales, los ovarios desarrollan sacos a través del cuales un óvulo es liberado y enviado por las trompas de Falopio hacia el útero para la fecundación. Los niveles más altos de andrógenos pueden causar anovulación, por la cual el óvulo no es liberado y la bolsa se ​​convierte en un quiste. Por otra parte, no se produce progesterona, sin la cual las mujeres no pueden menstruar. Tu ciclo menstrual puede volverse irregular y doloroso.

SOP e insulina

Si tienes SOP, es probable que engas niveles altos de insulina en el torrente sanguíneo. El SOP está vinculado conunl exceso de insulina, lo que elimina el azúcar de tu sangre y se le da a las células para el uso de energía. Sin embargo, con un exceso de insulina, las células pueden tornarse "resistentes" y no permitir que la insulina reduzca el azúcar en la célula. El azúcar permanece en la sangre y se libera más insulina de forma continua. Más insulina también significa más andrógenos, lo que agrava el ciclo de SOP. Puedes experimentar oscurecimiento de la piel, acné, vello facial y aumento de peso, así como períodos irregulares o infertilidad.

Alimentos a evitar

Debido a que el azúcar aumenta la secreción de insulina, se recomienda evitar los almidones y los azúcares, si tienes SOP y resistencia a la insulina. Las papas blancas y los hidratos de carbono simples como el azúcar, la fructosa, los dulces, las galletas, los pasteles, los jugos de frutas, los refrescos y las bebidas alcohólicas elevan tus niveles de azúcar e insulina. En esencia, todo lo que es dulce (incluso los edulcorantes artificiales y la Stevia) puede agravar tu ciclo de azúcar en sangre-insulina. Se recomienda el consumo de granos enteros, como la quinoa, el arroz integral, la cebada y el trigo sarraceno, con moderación, mientras que deberías evitar el pan blanco, los productos de maíz y las pastas de harina blanca. Las frutas proporcionan vitaminas y minerales esenciales, pero son consideradas azúcares. El consumo de proteínas, como las almendras con frutas, reducirá al mínimo el impacto sobre el azúcar en la sangre.

Alimentos beneficiosos

A pesar de que puede parecer duro restringir el consumo de ciertos alimentos, las comidas a incluir, que son buenas para ti, son sabrosas y pueden ayudar a aliviar algunos de tus síntomas. El Center for Young Women's Health recomienda incluir una fuente de proteínas, granos integrales altos en fibra y una grasa no saturada en cada comida y merienda. Excelentes fuentes de proteínas incluyen frijoles, pollo, pescado, almendras, yogur y hummus. Puedes comer arroz integral, pasta de trigo integral, quinoa o pan de trigo integral para tu elección de granos. Añade aguacate, aceite de oliva, mantequilla de nuez o aceite de canola a tu cocción o menú para obtener grasas saludables. Las verduras en una variedad de colores, también son un buen complemento para tu dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por christy callahan | Traducido por nieves fragola