¿Qué alimentos ayudan a aliviar los dolores de cabeza por tensión?

Escrito por august mclaughlin | Traducido por sebastian castro
Un hombre con dolor de cabeza por tensión.

Los dolores de cabeza por tensión son dolores de cabeza comunes caracterizados por la rigidez en los músculos del cuero cabelludo y el cuello. Si los dolores de cabeza por tensión suceden 15 días o más por mes, son considerados crónicos, según el centro médico de la Universidad de Maryland o UMMC en inglés. Los dolores de cabeza por tensión ocasionales suceden de vez en cuando. Las causas potenciales incluyen estrés, depresión, tensión ocular, un sobreesfuerzo, saltearse comidas, lesiones, algunos medicamentos o presionar los dientes. Mientras que algunos alimentos podría no detener los dolores de cabeza por tensión, consumir algunos y evitar otros podría ayudar a minimizar los síntomas.

Granos integrales

Pan integral cortado.

Los granos integrales contienen todos componentes de fibras y nutrientes del grano. Como resultado, promueven el bienestar nutritivo, el equilibrio en los niveles de azúcar en sangre y una función digestiva mejorada en comparación a los granos refinados como la harina blanca. Según "Alternative Medicine: The Definitive Guide" por Larry Trivieri y John W. Anderson, un gran porcentaje de personas que sufren de dolores de cabeza por tensión, ya sean recurrentes o crónicos tienen sensibilidades o alergias al trigo o al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. Al escoger fuentes de carbohidratos principalmente complejos y saludables como los panes, la pasta, el arroz y los cereales integrales y evitando los que contienen trigo o gluten, podrías experimentar menos dolores de cabeza. Los ejemplos de comidas de granos integrales no alergenos incluyen el arroz marrón de grano largo, arroz silvestre y basmati, palomitas de maíz y arroz de grano entero, avena y cereales a base de maíz.

Soja

Cubos de tofu.

Los granos de soja son legumbres ricas en proteínas y fibras utilizadas para una gran variedad de alimentos. Los quesos añejos, los productos lácteos, las carnes procesadas y el pescado ahumado podrían activar los dolores de cabeza según la UMMC. Reemplazando estos alimentos por leche de soja, yogurt basado en soja y quesos, edamame o brotes de soja al vapor, tofu y hamburguesas de soja, podrías experimentar menos dolores de cabeza. Si los productos lácteos activan tus síntomas, el tofu, el edamame y la leche de soja fortificada te darán alternativas útiles ricas en calcio que son importantes para mantener la salud de tus huesos.

Pescados y aves

Pescado cocidos de manera fresca.

El pescado fresco y las aves magras son fuentes de proteínas de alta calidad que contienen menos grasas saturadas y agregados químicos además de menos tiramina, sustancias vinculadas con los dolores de cabeza por tensión, que la salchica, el pastrami, el tocino y el hígado de gallina. El pescado y las aves magras también contienen menos grasas saturadas que la carne roja, las carnes fritas y las aves de carnes oscuras que podrían promover la inflamación. El pescado fresco de agua fría, como el salmón, el atún, el hipogloso, la caballa, las sardinas y la platija, brindan grasas omega 3, que tienen beneficios antiinflamatorios. Por estas razones, la Universidad de New Hampshire recomienda pescados frescos y aves magras como parte de una dieta baja en tiramina en oposición a las carnes procesadas, saladas y fermentadas.

Aceites con base en las plantas

Aceite de oliva fresco.

Los aceites basados en plantas, como el aceite de oliva y de canola, son fuentes de grasas no saturadas que promueven la salud del corazón, la absorción de nutrientes y la función cerebral. Aunque la mantequilla de maní, las nueces y los aguacates también brindan grasas no saturadas, podrían activar o empeorar el dolor de cabeza por tensión, según un informe de la Universidad de California en Berkley. Intenta evitar estos alimentos y cocinar pescado y aves en aceite de oliva o de canola. Estos aceites son alternativas amigables a los dolores de cabeza y a la salud del corazón para los aderezos cremosos y condimentos de queso y tocino para las ensaladas. Las opciones adicionales para aceites vegetales incluyen los aceites de cártamo, girasol, soja y nueces.