¿Algunos alimentos aumentan la presión arterial?

La presión arterial alta es una condición potencialmente peligrosa caracterizada por elevaciones crónicas o agudas en la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes vasculares. La hipertensión es el nombre dado a la hipertensión arterial crónica y con frecuencia es indicativa de problemas de salud subyacentes, predisposición genética y problemas de estilo de vida. Los picos agudos en la presión arterial suceden, por lo general, en situaciones de estrés y por la ingesta de alimentos poco saludables.

Alimentos procesados

El componente principal de la sal es el sodio y el sodio es un mineral natural que se encuentra en la mayoría de los alimentos enteros. Los fabricantes suelen agregar sal a los alimentos envasados ​​como un conservante que extiende la vida útil. Los restaurantes también agregan grandes cantidades de sal a los alimentos cocinados para mejorar el sabor. De acuerdo con los médicos de la Clínica de Cleveland, añadir sal a los alimentos es a menudo el culpable detrás de los picos de la presión arterial. Algunos ejemplos de alimentos procesados ​​altos en sodio son los embutidos, salchichas, tocino, jamón, sopas enlatadas, caldo, mezclas de sopas secas, adobos, aderezos, salsa de soja, salsa de tomate, mezclas congeladas y en caja, palomitas de maíz, pretzels, cacahuetes, patatas fritas y productos en escabeche.

Alcohol

Cuando se consume en exceso, el alcohol puede elevar la presión arterial a niveles peligrosos. Dr. Sheldon Sheps, de la Clínica Mayo, afirma que a pesar de que más de tres bebidas a la vez aumentan la presión arterial temporalmente, los atracones repetidos pueden elevar la presión en el largo plazo. Entender la cantidad de alcohol que consumes es un paso importante en la moderación de la costumbre; una bebida equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1.5 onzas de licor de 80%.

Alimentos altos en grasa

Se ha encontrado que los comedores de carne en una dieta alta en grasa tienen niveles de presión arterial más altos que aquellos con dietas vegetarianas. Un estudio publicado en la edición de la "Journal of the Royal Society of Medicine", en abril de 1987, encontró que el alto contenido de fibra y de grasas poliinsaturadas de las dietas vegetarianas son los que mantienen la presión arterial baja. Además, muchas de las frutas y las verduras contienen potasio, un agente conocido en la reducción de la presión arterial.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey grant, m.s., c.p.t. | Traducido por sofia loffreda