Alimentos antiinflamatorios para la colitis ulcerativa

Lo colitis ulcerativa es una enfermedad crónica que consiste en inflamación y úlceras en el intestino grueso. Es una de las principales enfermedades inflamatorias intestinales. Los síntomas pueden ser extremadamente incómodos e incluyen: dolor abdominal, náusea, sangrado rectal, fatiga, anemia y fiebre. No hay cura para la colitis ulcerativa, pero medicamentos y cambios en el estilo de vida y en la dieta pueden ayudar a reducir la inflamación intestinal y sus efectos colaterales.

Alimentos ricos en omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son un compuesto antiinflamatorio que pueden aliviar la colitis ulcerativa, de acuerdo a un estudio publicado en abril de 2005 en la revista "Clinical Gastroenterology and Hepatology". El omega-3 es un ácido graso que únicamente puedes obtener de tu dieta. Aumentar el consumo de pescados como el salmón, atún, sardinas, caballa, arenques y mero te proporcionará más omega-3 en tu dieta. Algunos tipos de algas y kril también contienen omegas. Aceites vegetales como el de soja, calabaza y nuez contienen precursores de este ácido graso, los cuales también pueden ayudar a reducir la inflamación.

Fuentes de vitamina E

De acuerdo a un estudio publicado en octubre de 2011 en el "Canadian Journal of Surgery", la vitamina E es un poderoso antiinflamatorio que puede producir cierto alivio en la colitis ulcerativa. La vitamina E es una vitamina liposoluble encontrada en muchos alimentos aceitosos. Consumir más nueces y semillas como la de girasol, almendra y anacardo, así como sus aceites, ayudará a aumentar tu consumo de vitamina E. El germen de trigo, los mariscos, patatas dulces y aceites vegetales proporcionan vitamina E, la cual ayuda a reducir la inflamación.

Consumir suficiente vitamina C

La vitamina C es otro nutriente que puede reducir la inflamación asociada a la colitis ulcerativa, de acuerdo al estudio de abril de 2005 publicado en la revista "Clinical Gastroenterology and Hepatology". La vitamina C actúa como un antioxidante, ayudando a reducir el edema, y también participa en la cura de heridas al promover la síntesis de colágeno. Buenas fuentes de vitamina C incluyen: pimientos, cítricos, fresas, coles de Bruselas, tomates, melones, papas y espinacas.

Incluir selenio

El selenio también puede tener resultados antiinflamatorios en tus intestinos. Se trata de un mineral que tu cuerpo necesita en pequeñas cantidades. Puedes obtener diferentes niveles de selenio al consumir alimentos ricos en proteínas como: mariscos, hígado, carne, pollo, cordero, puerco y huevos. Jackson Siegelbaum Gastroenterology recomienda tomar suplementos de selenio para aumentar tu consumo del nutriente. Sin embargo, consulta con tu médico antes de añadir suplementos a tu dieta.

Fibra soluble

La fibra soluble es otro nutriente benéfico para reducir los síntomas de la colitis ulcerativa. Si bien, no posee propiedades específicamente antiinflamatorias, la fibra soluble alivia el dolor intestinal al formar un gel en el tracto digestivo y al absorber agua, lo cual ayuda a reducir la diarrea. Puedes obtener fibra soluble de la avena, lentejas, fríjoles, garbanzo, manzanas, naranjas y zanahorias. La cáscara del psyllium, un suplemento de la fibra, también puede ser benéfica para aumentar tu consumo diario de fibra.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por karly silva