Los alimentos que afectan la tiroides

La tiroides es esencial para el metabolismo saludable. Si no funciona correctamente, es posible que te falte energía, experimentes cambios inexplicables en el peso o tengas dificultad para concentrarte. Hay dos tipos de alimentos pueden afectar la tiroides: los que contienen yodo y los que contienen sustancias llamadas goitrógenos. La tiroides necesita yodo para producir los muchos tipos de hormonas tiroideas, mientras que los goitrógenos inhiben su función.

Alimentos ricos en yodo


Salero derramando sal.

La deficiencia de yodo es rara en los Estados Unidos, de acuerdo con Medline Plus. La sal de mesa yodada es la principal fuente de yodo en la dieta estadounidense, por lo que la limitación de la sal disminuye el consumo de yodo. Sólo una cucharadita contiene 95 microgramos de los 150 que necesitas cada día, por lo que incluso con una dieta baja en sal es muy probable que obtengas suficiente yodo. Las algas proveen hasta 1,989 por ciento del valor diario por gramo, por lo que es la mejor fuente de yodo. Otros alimentos que aportan al menos el 10 por ciento del valor diario de yodo por porción incluyen mariscos, leche, yogurt, helado de chocolate, huevos y alimentos enriquecidos a base de granos como los macarrones y el pan.

Alimentos goitrogénicos


Coliflor sobre una mesa de madera.

Los alimentos goitrogénicos incluyen las verduras crucíferas, como el brócoli, la col, las coles de Bruselas, los rábanos, las hojas de mostaza y la coliflor. La colza y la canola, que se utiliza para hacer aceites, también contienen goitrogénicos, al igual que los cacahuetes, la soja, la yuca, la espinaca, la col rizada, las patatas dulces, las fresas, las peras y los melocotones. Los alimentos goitrogénicos pueden interferir con la función de la tiroides, sin embargo, estos alimentos sólo afectan significativamente la función tiroidea si tu ingesta de yodo es baja. Cocinar los alimentos inactiva los goitrógenos y les impide que afecten la función de tu tiroides, según un artículo publicado en "Toxins" en septiembre de 2010.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por gabriela nungaray