Alimentos que aceleran la curación

No existe un alimento milagroso que cure de manera instantánea una serie de dolencias y lesiones, pero lo que comes tiene un gran impacto en la velocidad en la que sanas. Tu cuerpo necesita más de ciertos nutrientes para regenerar las células y recuperarte de lesiones como cortadas, moretones, fracturas, quemaduras y cirugías. El comer alimentos que proporcionen proteínas, vitamina C, vitamina A, vitamina E y zinc pueden ayudar a la curación de heridas, mientras que una dieta baja en nutrientes puede incrementar tus oportunidades de desarrollar una infección y alentar o interrumpir la curación.

Alimentos altos en proteínas

De acuerdo con los Wound Care Centers, la proteína es el nutriente más importante para ayudar en la curación. Tu cuerpo necesita los aminoácidos en alimentos ricos en proteínas para regenerar células y tejidos que fueron dañados por tus lesiones. Las proteínas animales como la res, el cerdo, el pollo, el pavo, los huevos, la leche, el yogur y el queso te ayudarán a cumplir la necesidad de tu cuerpo para obtener proteínas. Elige cortes magros sin piel y variedades bajas en grasa siempre que sea posible para obtener la mayor cantidad de proteína y la menor grasa de esos alimentos. Las comidas vegetarianas ricas en proteínas, como los frijoles, las nueces, las semillas, el tofu y la leche en fórmulas no-lácteas, también ayudan a aumentar tu consumo de aminoácidos.

Alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C ayuda al proceso de curación y puede ayudar para fortalecer los tejidos sanados. Los huesos, la piel, los capilares y el colágeno y el tejido conectivo esencial, todos dependen de la vitamina C para formarse apropiadamente. Entre los alimentos altos en vitamina C se incluyen los pimientos, los frutos cítricos, el brócoli, las coles de bruselas, las fresas, los tomates, los melones, la col, la coliflor, las papas, la espinaca y los guisantes.

Alimentos altos en vitamina A

La vitamina A es otro nutriente esencial para la curación. Funciona como antioxidante, ayudando a suprimir la inflamación causada por lesiones. La vitamina A es también necesaria para el desarrollo de la piel y los huesos, la diferenciación celular y la función inmunológica apropiada, de acuerdo con un artículo publicado en el "Alternative Medicine Review" en el 2003. Para obtener mayor cantidad de vitamina A en tu dieta, consume frutas amarillas y naranjas, como las batatas, el calabacín, las zanahorias, los mangos, el melón y los melocotones; los vegetales de hoja verde como la acelga, el cardo y la espinaca; productos lácteos fortificados y cereales de desayuno, además de huevos, frijoles y mariscos como el salmón y el atún.

Fuentes de vitamina E

El consumir suficiente vitamina E en tu dieta puede mejorar la curación y reducir la formación de cicatrices, de acuerdo con un artículo del "Alternative Medicine Review". La vitamina E es otra vitamina antioxidante que puede reducir la inflamación y también incrementar la estabilidad de las membranas celulares. Para obtener más vitamina E come más germen de trigo, nueces y semillas como las semillas de girasol, almendras, avellanas y maní, además de aceites vegetales como el aceite de cártamo y de soja y verduras como la espinaca y el brócoli.

Consumir suficiente zinc

El mineral zinc ayuda en la formación de colágeno y síntesis de proteínas. El zinc se encuentra típicamente en los alimentos altos en proteínas, como la carne de res, los mariscos, el pollo, las nueces, los frijoles, el queso y la leche. Incrementar tu consumo de proteínas generalmente asegurará que estás obteniendo tus necesidades de zinc. Los cereales de desayuno fortificados son otra buena fuente de este mineral.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por reyes valdes