Con qué puedo alimentar a mi bebé de bajo peso

Si el cálculo del peso para la longitud en la tabla de crecimiento cae por debajo del quinto percentil, tu bebé es considerado de bajo peso. Esto significa que más del 95 por ciento de los bebés de su edad pesan más que él. Asegúrate de consultar a un médico profesional acerca de tus preocupaciones en relación con el peso de tu bebé, ya que podrían haber problemas subyacentes que deben abordarse. Si estás amamantando, una remisión a un especialista en lactancia o en una clínica de alimentación también podrían estar en orden. Si el médico ya ha indicado aumentar las calorías de tu bebé, hay alimentos y métodos de alimentación que pueden ayudar.

Alimentación infantil

Alrededor de los 6 meses de edad, el bebé promedio bebe 24 a 32 onzas de fórmula o leche materna por día. En lugar de aumentar la ingesta, los bebés necesitan complementarlo con alimentos sólidos. A los 8 meses de edad, tu bebé debe comer alimentos sólidos un par de veces por día. La hora de comer es el momento para practicar habilidades de alimentación, promover el desarrollo motor oral, tomar nutrientes esenciales y añadir más calorías para el aumento de peso adecuado.

Métodos de alimentación

Es beneficioso tener horarios de alimentación a medida que los niños crecen, sobre todo si las dificultades de alimentación están presentes. En lugar de las sesiones de comidas que se prolongan indefinidamente, lo que puede causar fatiga y frustración para ti y para el bebé, trata de pasar de 20 a 30 minutos en comidas más frecuentes durante el día. Ofreciendo una variedad de alimentos en cada comida y con porciones pequeñas pero frecuentes, puedes aumentar el volumen que los bebés y los niños comen en una sesión. Limita el jugo de 4 a 6 onzas al día para evitar la obstaculización del apetito de tu bebé.

Aumento de calorías

Incluye gran cantidad de variedad en la dieta de tu bebé. Puede ser tentador proporcionar postres en cada comida, ya que son altos en calorías, pero hay alimentos dentro de cada grupo que promueven el aumento de peso al tiempo que garantiza una dieta equilibrada. La inclusión de una cucharada de cereal de bebé en cada comida proporciona calorías y suplementos de nutrientes esenciales como el hierro extra. El polvo de cereal de bebé puede mezclarse con fórmula, leche materna o puré de alimentos. Lee las etiquetas de información nutricional para el contenido calórico de los alimentos infantiles, y ten como objetivo de 60 a 100 o más calorías por porción de frutas y verduras y 100 calorías o más de carnes y platos combinados.

Opciones comerciales

Habla con tu médico acerca de si sería apropiado utilizar refuerzos calóricos comerciales en los alimentos o mezclar fórmula infantil con una receta diferente para que sea más alta en calorías. Nunca mezcles la fórmula a una concentración diferente a la especificada en la lata a menos que un profesional médico te dé instrucciones específicas. Vé con una nutricionista para obtener consejos sobre los productos que se pueden mezclar en los alimentos de tu bebé para agregar calorías de hidratos de carbono, grasas, proteínas o una combinación de estos nutrientes.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea abbe | Traducido por mariela rebelo