Cómo saber si alguien está mintiendo acerca del uso de las drogas

La mentira y el abuso de sustancias van de la mano, ya que es poco probable que aquellos que luchan con las adicciones admitan la magnitud de su problema. El temor a las consecuencias negativas como la pérdida de un trabajo a menudo es suficiente para convencer a una persona adicta que la mentira es su mejor opción. Las acciones hablan más que las palabras, sin embargo. Aprender cómo los adictos ocultan sus actividades te pondrá en una mejor posición para saber cuando alguien cercano a ti está mintiendo acerca de su comportamiento poco saludable.

Cambios de humor bruscos

Repentinos cambios de personalidad son un signo de que un ser querido está mintiendo acerca de su abuso de sustancias cuando sus cambios de humor cuentan una historia diferente, sugiere el Consejo Nacional sobre Alcoholismo y Farmacodependencia. En varias ocasiones, notarás explosiones de ira, comportamiento irritable o letargo total. Períodos de agitación o hiperactividad extrema son también probables. La persona adicta ofrece poca o ninguna explicación para su comportamiento, o trata de justificarlo sugiriendo razones que no tienen sentido, como alegar estar cansado o con exceso de trabajo.

Negar los problemas

Las personas adictas utilizan diversos mecanismos de defensa para evitar hacer frente a sus problemas, dice el consejero clínico Candace Plattor. Por ejemplo, tu ser querido puede tratar de minimizar su conducta alegando que su sustancia preferida no es tan perjudicial como el hábito de otro adicto. Él puede negar que tiene un problema, echarle la culpa a los demás o sugerir que él no está listo para abandonar su adicción. Hacer esas afirmaciones permite que el adicto afirme que la recuperación es innecesaria, nota Plattor, aun cuando sabe que su comportamiento no es saludable.

Gasto irresponsable

Pedir prestado dinero para necesidades financieras inusuales o inexplicables es un indicador común de que alguien miente para encubrir un problema de abuso de sustancias, según el consejero de tratamiento Steven Gifford en su artículo, "Identifying Signs of Addiction,", en la página web PsychCentral. Cuando esta opción no funciona, una persona adicta puede robar dinero y objetos personales o poner su hábito por encima del pago de los gastos de su propia casa. Los familiares y compañeros probablemente escucharán al adicto quejarse de no tener suficiente para cubrir las necesidades básicas, mientras que le alcanza para continuar con su adicción.

Aislamiento social

La abstinencia física y psicológica es un patrón común entre las personas que luchan con problemas de abuso de sustancias. Una señal es un repentino interés en hacer viajes largos fuera de casa por razones inexplicables, dice Gifford. Un recado menor se convierte en el pretexto para una larga desaparición para disfrutar de la conducta adictiva en otros lugares, como en casa de un amigo. La persona adicta también puede retirarse a una zona tranquila en la casa donde otros no pueden verla. De cualquier manera, tienes razón para cuestionar su incapacidad o falta de voluntad para explicar sus salidas solitarias.

Más galerías de fotos



Escrito por ralph heibutzki | Traducido por natalia pérez