Alérgico a la leche entera

La leche es uno de los ocho alimentos comunes que causan el 90 por ciento de las reacciones alérgicas, de acuerdo con Food Allergy y Anaphylaxis Network. Una verdadera alergia a la leche es una reacción alérgica a una o ambas de las proteínas que se encuentran en la leche: el suero de leche y la caseína. El suero de leche y la caseína se encuentran en cualquier tipo de leche, entera o desnatada. Una verdadera alergia a la leche provoca reacciones digestivas, respiratorias y de la piel, como picazón y urticaria y puede incluso conducir a un choque anafiláctico, una reacción alérgica que es potencialmente mortal.

Intolerancia versus alergia

Si experimentas dolor de estómago, hinchazón, gases y malestar intestinal después de beber leche entera, pero no tienes síntomas respiratorios como el flujo nasal, la tos y el picor de piel y la urticaria, lo más probable es que tengas intolerancia a la lactosa y no sea una alergia a la leche. La alergia a la leche causa una variedad de síntomas, como sibilancias, secreción nasal, urticaria, vómitos y problemas gastrointestinales, como diarrea y náuseas. Los síntomas de alergia a la leche pueden ser más graves después de comer alimentos procesados ​​que contienen proteína de leche concentrada --como suero o caseína-- que después de beber leche entera común.

Causas

Si eres alérgico a la leche, tu sistema inmunológico responde a las proteínas de la leche que identifica como extrañas. Tu cuerpo libera anticuerpos que se unen a la sustancia alérgica e histaminas que producen síntomas de alergia. Según la Dra. Carla M. Davis, las proteínas de la leche que causan reacciones alérgicas incluyen tres tipos de proteína en la porción de cuajada de la leche y la beta-lactoglobulina, que es la proteína que se encuentra en el suero. La leche entera contiene cuajada, suero de leche y las proteínas que pueden causar una reacción alérgica.

Síntomas

Una reacción alérgica a la leche entera puede ocurrir desde unos pocos minutos hasta varias horas después del consumo, de acuerdo con la Food Allergy and Anaphylaxis Network. La urticaria, el picor, el enrojecimiento de la cara y el pecho y la erupción son los síntomas de la piel. Los síntomas respiratorios incluyen secreción nasal, congestión, estornudos y tos. Los síntomas digestivos incluyen náuseas, vómitos, calambres y diarrea. Si experimentas problemas para respirar y sientes que la garganta está hinchada, ponte en contacto con un médico de inmediato, ya que esto es una señal de la reacción alérgica más grave, es un shock anafiláctico.

Eliminar los productos lácteos

Si eres realmente alérgico a la leche, eso puede ser determinado por una prueba de provocación, una prueba de pinchazo en la piel y otros exámenes administrados por un especialista en alergias, ya que la alergia no se limita a la leche entera. La leche descremada, el suero de leche, el helado y el yogur también causarán una reacción alérgica. La proteína de leche procesada y concentrada también se encuentra en muchos alimentos comerciales, como panes, pasteles, galletas, aperitivos y comidas congeladas. Evita los alimentos procesados ​​que contienen suero y caseína y come proteínas magras, vegetales, granos integrales y frutas que no contengan productos lácteos.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sterling casil | Traducido por gabriela nungaray