Alergias a los lácteos y moco

Una alergia a la leche puede causar aumento de la mucosidad y la congestión en la cavidad sinusal y en los pulmones. Los senos paranasales están recubiertos de membranas mucosas que son fácilmente irritables. Cuando están irritados, se hinchan y comienzan a producir una cantidad excesiva de mucosidad. Si eres alérgico a los productos lácteos, el consumo de proteínas lácteas puede provocar inflamación y la irritación de los senos nasales, lo que lleva a una mayor producción de moco. Evita los productos lácteos, si has sido diagnosticado con alergia a la leche.

Alergia a los lácteos causa moco

Si eres alérgico a los productos lácteos, el sistema inmune tiene una hipersensibilidad a las proteínas presentes en la leche, suero y caseína. Aunque las proteínas son seguras para el consumo humano, el sistema inmune los considera sustancias peligrosas. El cuerpo reacciona creando inmunoglobulina IgE o E, para luchar contra las proteínas. La producción de anticuerpos IgE hace que las células cebadas creen histamina. Ésta es liberada en los tejidos blandos en todo el cuerpo, lo que conduce a la inflamación, hinchazón e irritación. El aumento de la histamina en los pasajes nasales desencadena la producción de moco y congestión.

Síntomas de moco

La inflamación y el exceso de moco en la cavidad sinusal causan diversos síntomas. Estos pueden incluir congestión nasal, secreción nasal, presión en los senos, sensibilidad facial, dolores de cabeza sinusal y goteo retronasal. El goteo posnasal es una condición común que hace que el moco gotee por la parte posterior de la garganta, porque no puede drenar adecuadamente fuera de la nariz. El moco que gotea por la parte posterior de la garganta puede llevar a un dolor de garganta, tos y congestión en el pecho.

Congestión de pecho

Otra parte del cuerpo que está afectada directamente por una alergia a la leche son tus pulmones. Si se libera histamina en los pulmones, las vías respiratorias se inflaman, lo que restringe tu capacidad de respirar normalmente. Puedes sentir la mucosidad en el pecho y te quedas sin aire, con sibilancias o empiezas a toser. La sibilancia es un sonido agudo hecho por sus vías respiratorias cuando están restringidas. Si sientes que no puedes respirar, te mareas o desmayas, llama al 911 para recibir atención médica de emergencia.

Tratamiento

Mayo Clinic afirma que debes evitar el consumo de toda la proteína láctea para tratar con eficacia una alergia a la leche. Si ingieres accidentalmente los productos lácteos, es posible que puedas tratar síntomas menores, como el exceso de moco, congestión nasal y la congestión del pecho con un antihistamínico y descongestionante. Habla con tu médico antes de tomar cualquier medicamento.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por daniela laura arjones