¿Las alergias estacionales pueden hacerte toser?

Si tienes una tos crónica, no estás solo. Más de 50 millones de estadounidenses lidian con las alergias cada año, según Centers for Disease Control and Prevention. Una vez que identifiques a las alergias como la fuente de tu tos, tu médico puede recomendarte varios medicamentos para tratarla. La mejor manera de detener la tos causada por las alergias es eliminar la fuente, como la ambrosía, el polen, los ácaros del polvo y la caspa de los animales.

Llega a la fuente

Las alergias estacionales contribuyen a una de las tres principales causas de la tos crónica de acuerdo con un estudio médico realizado por Work Loss Data Institute. El asma y la enfermedad por reflujo gastroesofágico son las otras dos, por eso tendrás que consultar a un médico para determinar por qué estás tosiendo. Si dura menos de ocho semanas, podría ser debido a un resfriado común, gripe o bronquitis. También puede provenir de otras fuentes, como la enfermedad pulmonar, fumar o una afección psicosomática. Si tienes dificultad para respirar, la tos sigue empeorando o no responde al tratamiento, consulta a un médico para obtener asesoramiento.

Cómo las alergias producen expectoración

Los alérgenos como el polen provocan que tu sistema inmune produzca anticuerpos que pueden conducir a la producción de sustancias químicas en la nariz y los senos nasales, haciendo que se hinchen y produzcan mucosa, según American Academy of Allergy, Asthma and Immunology. Si además presentas goteo post-nasal, tu garganta puede irritarse, haciendo que tosas para expulsar la mucosidad. Los alérgenos también pueden hacer que el sistema inmunitario provoque una reacción en los pulmones, asma alérgica, de acuerdo con U.S. National Library of Medicine. El revestimiento de los conductos aéreos de tus pulmones se espesa y los músculos se contraen alrededor de las vías respiratorias, lo que dificulta el paso del aire. El resultado puede ser una tos crónica.

Medicinas que pueden ayudar

La mayoría de los profesionales de la salud pueden ofrecerte pruebas de piel o de sangre para determinar si tu tos es debido a las alergias estacionales, de acuerdo con U.S. National Library of Medicine. Los médicos tienen una variedad de opciones para el tratamiento de tus síntomas. Los antihistamínicos pueden ayudar a despejar la mucosidad que conduce a la tos. La cetirizina (Zyrtec) y la fexofenadina (Allegra) están disponibles sin receta. Los corticosteroides como la dexametasona y la prednisolona (Orapred, Prelone) pueden tratar las alergias más severas. Las vacunas antialérgicas ayudan a que tu cuerpo desarrolle una inmunidad a los alérgenos, de acuerdo con U.S. National Library of Medicine.

Cierra la puerta a los alérgenos

La mejor manera de prevenir una tos alérgica es evitar el polen u otros alérgenos ofensivos, de acuerdo con el CDC. Durante la primavera y el verano, deberás quedarte en casa cuando puedas, mantener las ventanas cerradas y el aire acondicionado encendido, de acuerdo con U.S. National Library of Medicine. Quítate la ropa y lávate cuando entres para eliminar el polen. Evita las mascotas, ya que son una fuente de caspa que agrava las alergias. Pon cubiertas hipoalergénicas en almohadas y colchones para repeler a los ácaros del polvo. Los purificadores de aire también pueden ayudarte a eliminar los alérgenos del aire interior.

Más galerías de fotos



Escrito por rudy miller | Traducido por barbara obregon