Alergias que causan el cerramiento de la garganta

El cacahuete puede desencadenar una reacción de cerramiento de garganta en personas alérgicas.

Los síntomas más peligrosos y potencialmente fatales son las dificultades respiratorias, pérdida de conocimiento y baja presión arterial.

— American Academy of Allergy, Asthma and Immunology (AAAAI)

Para algunas personas, un cacahuete, una inyección de penicilina o una picadura de insecto podrían tener el mismo efecto que un demoledor golpe a la garganta. Las alergias a alimentos, medicamentos y picaduras de insectos tienen todas el riesgo de anafilaxis, una infrecuente pero grave reacción alérgica que causa síntomas de cerramiento de la garganta. Esta reacción usualmente ocurre en cuestión de minutos, después de haber sido picado o haber ingerido sustancias que contenían el compuesto causante de la alergia.

Síntomas

La anafilaxis ocurre en cuestión de minutos después de la exposición, o en algunos casos, varias horas después. Los síntomas más comunes incluyen:

• Opresión en el pecho y la garganta

• Ronquera

• Dolor en el pecho

• Dificultades al tragar

• Falta de aliento

• Sibilancia al respirar

• Picazón en la boca o garganta

• Sensación de mareo

• Circulación deficiente, que resulta en un tono de piel pálido o azulado

• Baja presión arterial

• Pérdida del conocimiento

De acuerdo a laAmerican Academy of Allergy, Asthma and Immunology (AAAAI, por sus siglas en inglés), los síntomas más peligrosos y potencialmente fatales son las dificultades respiratorias, pérdida del conocimiento y baja presión arterial. Sin embargo, si experimentas cualquiera de los demás síntomas (especialmente después de comer, ingerir medicinas o sufrir una picadura) deberás buscar atención médica de emergencia; no esperes que los síntomas empeoren. Para tratar este tipo de reacción severa, necesitarás una inyección de epinefrina (adrenalina) y quizá tengas que permanecer en la sala de emergencias para monitorear tu respiración y presión arterial.

Algunas personas con antecedentes de alergias pueden llevar consigo epinefrina inyectable. Incluso si tú mismo te administras la inyección, debes acudir a un hospital en busca de tratamiento para asegurarte de no sufrir complicaciones.

Desencadenantes

Las alergias a alimentos son una causa muy común de la anafilaxis. Los peores causantes son los cacahuetes, anacardos, nueces de Brasil, nueces comunes y otros frutos secos, así como el pescado, mariscos, huevos, leche y conservantes, de acuerdo a los alergistas de la AAAAI. El veneno de las picaduras de insectos voladores, como avispas y abejas de diversos tipos, también representa una seria amenaza de reacciones alérgicas severas. Los insectos terrestres, como las hormigas de fuego, también pueden causar problemas si sus mordeduras contienen veneno.

Las alergias a medicamentos también son muy comunes. Si bien pueden ocurrir estas reacciones con cualquier droga, la AAAAI señala que los antibióticos, como la penicilina, y los medicamentos anticonvulsivos, están entre los más peligrosos. Sin embargo, muchos otros productos farmacéuticos pueden producir reacciones de cerramiento automático de la garganta. Ejemplos de éstos incluyen las vacunas, medicamentos para el dolor, e incluso los tintes usados para crear contraste en procedimientos de resonancia magnética.

Las personas especialmente sensibles al látex también pueden experimentar este tipo de reacción grave, sobre todo cuando este material toca partes húmedas del cuerpo, o durante procedimientos quirúrgicos o médicos.

Finalmente, la AAAAI advierte acerca del raro y algo confuso papel del ejercicio para provocar una reacción alérgica grave. Puede que no ocurra nada después de hacer ejercicio, así que se trata de algo impredecible. En algunas personas, la anafilaxis inducida por el ejercicio se ha relacionado con la combinación del consumo de ciertos alimentos con la sesión de ejercicios posterior.

Saber qué puede desencadenar una reacción alérgica en tu organismo o en el de tus seres queridos, es una información importante para conocer y compartir siempre que sea necesario. Evitar estrictamente los factores detonantes es vital para la protección contra la anafilaxis.

Acerca del autor

Boyan Hadjiev, MD (Doctor en Medicina, por sus siglas en inglés), ha practicado la medicina por cinco años. Tiene doble certificado en Medicina Interna (2003), y en Alergia e Inmunología (2005).

El Dr. Hadjiev se graduó de la University of Michigan con una licenciatura en biología y un MD en la Cleveland Clinic-Case Western Reserve School of Medicine.

Foto: Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por dr. boyan hadjiev
Traducido por pau epel