Alergias al albaricoque

Los albaricoques son nutritivos, pero pueden causarles problemas de salud a las personas que tienen alergia a los frutos. La mayoría de las personas que tienen una alergia a los albaricoques tienen alergias a otras frutas y al polen, especialmente al polen de abedul. Sin embargo, algunas reacciones a los albaricoques no son de naturaleza alérgica, sino que representan una intolerancia a ellos.

Alergia al albaricoque

Aunque las alergias a los albaricoques son poco frecuentes, ocurren. Si eres alérgico a ellos, el cuerpo produce proteínas llamadas anticuerpos que reaccionan con las sustancias que se encuentran en esta fruta. Esta reacción puede dar lugar a hormigueo en la boca, hinchazón de los labios, lengua, cara o garganta, ronchas, o una condición potencialmente mortal llamada anafilaxia.

Síndrome de alergia oral

Síndrome de alergia oral también se conoce como síndrome de polen y alimentos. Comer albaricoques puede desencadenar los síntomas si tienes una alergia al polen de abedul. Esto se debe a que los albaricoques y el polen de abedul tienen algunas de las mismas proteínas. Los anticuerpos contra el polen de abedul pueden reaccionar de forma cruzada con las proteínas del albaricoque, causando síntomas. Esto puede suceder de repente, incluso si antes pudiste comerlos sin ningún problema. Los melocotones, nectarinas, ciruelas, cerezas, manzanas, peras y otras frutas y verduras pueden causar síntomas similares si tienes una alergia al polen de abedul. Los síntomas incluyen picor e irritación de la boca o la garganta. Esta reacción generalmente mejora por sí sola en cuestión de minutos después de ingerirlo. El Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología informa de que los síntomas orales del síndrome de alergia pueden empeorar en casi un 9 por ciento de las personas y el progreso de la anafilaxia en más o menos 2 por ciento de la gente.

Intolerancia al albaricoque

La intolerancia a los albaricoques es diferente y distinta de una alergia al albaricoque. Aunque la distensión abdominal, gases, diarrea, estreñimiento, náuseas y dolor de estómago son desagradables e incómodos, son síntomas de una intolerancia a los albaricoques, no una alergia. Una intolerancia al albaricoque simplemente significa que tu cuerpo no digiere bien los albaricoques.

Qué hacer

Si eres alérgico a los albaricoques, evita comerlos. Revisa los ingredientes de los alimentos que comes para asegurarte de que no los incluyan. Para algunas personas, cocinarlos previene los síntomas de alergia, ya que las proteínas en el fruto cambian cuando están calentadas. Habla con tu médico antes de intentar comerlos cocidos si has sido diagnosticado con este tipo de alergia.

Anafilaxia

Si eres alérgico a los albaricoques, una reacción grave y potencialmente mortal llamada anafilaxia es una posibilidad. Los signos y síntomas incluyen dificultad para respirar, hinchazón de la boca y la garganta, presión arterial baja, debilidad y desmayos. La anafilaxia es una emergencia médica y puede ser fatal si no se trata rápidamente. Si experimentas algún signo o síntoma, llama al 911. Si tu médico te recetó una inyección de epinefrina, utilízala inmediatamente según las instrucciones.

Más galerías de fotos



Escrito por donna chung | Traducido por katherine bastidas