Alergia a los gatos, urticaria, picazón en la piel y asma

Un 29% de los casos de asma pueden estar relacionados con alérgenos de los gatos.

— Journal of Allergy and Clinical Immunology, un estudio del 2007

Los gatos son amados miembros de la familia de millones de estodounidenses. Desafortunadamente, estas mascotas también son fábricas de alérgenos para un 25% de la población, según el American College of Allergy, Asthma and Immunology.

Entender las alergias a los gatos

El hecho de que la piel del gato es la causa de las alergias es un concepto erróneo, el culpable principal es una proteína llamada "Fel d 1", la cual es excretada a través de la piel y saliva del gato y se esparce por todo su cuerpo cuando se limpian. La saliva de las mascotas puede llegar a muchos más lugares de los que crees; puede adherirse a la ropa de cama, alfombras, muebles e incluso prendas de vestir.

Los alérgenos también se encuentran en las células del pelo y la piel (caspa) que los gatos desprenden. La caspa es pequeña y puede permanecer en el aire por largos períodos de tiempo, haciendo que sea fácil inhalarla. También puede acumularse en telas y prendas de vestir.

Los síntomas de las alergias a las mascotas típicamente se desarrollan alrededor de tus pasajes nasales después de haber inhalado el alérgeno. Ellos incluyen:

• Ojos rojos, llorosos y con picazón

• Piel hinchada y decolorada bajo los ojos

• Nariz congestionada, con secreciones y picazón

• Estornudos

• Picazón en la garganta

• Tos

• Drenaje posnasal

• Dolor y presión de los senos paranasales

• Dormir mal (como resultado de los incómodos síntomas)

Alergias a los gatos y urticaria

En adición a los síntomas nasales, algunas personas también pueden exhibir signos de dermatitis alérgica por contacto, una reacción del sistema inmune que causa inflamación, enrojecimiento e irritación de la piel.

Cuando una persona alérgica entra en contacto con saliva o caspa de gato, el sistema inmune reacciona para proteger el cuerpo liberando histaminas, los cuales son químicos que el cuerpo produce para combatir los invasores externos. La urticaria o parches de piel elevados y con picazón resultantes son un resultado directo del alérgeno provocando una respuesta inmune local.

Alergias a gatos y asma

Un 29% de los casos de asma pueden estar relacionados con los alérgenos de gatos, según un estudio del 2007 publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Si te encuentras en este grupo, puede que descubras que los alérgenos de los gatos pueden:

• Hacer que sea más difícil respirar

• Causar dolor u opresión en el pecho

• Producir un sonido de jadeo o sibilancias al respirar

• Provocar tos

• Interferir con tus horas de sueño

Lidiar con las alergias a los gatos

Si sabes que eres alérgico, lo mejor que puedes hacer por tu salud es evitar los alérgenos de gatos. Esto no curará tu alergia, pero puede reducir los incómodos síntomas y los ataques de asma significativamente. Tu médico o alergólogo también puede prescribir medicaciones para ayudarte a controlar los síntomas cuando no puedes evitar los alérgenos de gatos. Algunas opciones de tratamientos sugeridos por la Mayo Clinic son:

• Antihistamínicos para ayudarte a controlar la respuesta inmune a los alérgenos

• Descongestivos para disminuir la inflamación nasal

• Corticosteroides para controlar la inflamación

• Cromolino sódico, un aerosol nasal que previene la liberación de histaminas

• Modificadores de leucotrienos, los cuales inhiben la producción de químicos que causan la opresión de las vías respiratorias y la producción de mucosa en exceso

Además puedes hablar acerca de las vacunas para alergias o inmunoterapia con tu doctor. Este tipo de tratamiento incluye una serie de inyecciones con pequeñas cantidades de alérgenos de gatos, las cuales pueden desensibilizar la respuesta de tu sistema inmune y aliviar tus síntomas. Asegúrate de discutir todas las opciones de tratamientos y los efectos secundarios potenciales con tu médico.

Acerca del autor

Boyan Hadjiev, MD, ha practicado la medicina por cinco años. Está doblemente certificado en Medicina Interna (2003) y Alergia e inmunología (2005).

El Dr. Hadjiev se graduó de la Universidad de Míchigan con un BA en biología y un MD de Cleveland Clinic-Case Western Reserve School of Medicine.

Foto: Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por dr. boyan hadjiev
Traducido por ana grasso