Alergia a gallinas vivas

La alergia a las gallinas vivas puede empeorar los síntomas de condiciones como la rinitis, el asma y eccema.

La mejor manera de lidiar con una alergia a gallinas vivas es evitar todo contacto con las aves.

Las gallinas, al igual que muchos otros animales, pueden provocar reacciones alérgicas en algunas personas. Según el National Jewish Health, las células descartadas de la piel, la orina y la saliva de los animales con plumas pueden producir síntomas como picazón en los ojos, erupciones y una nariz que moquea. El excremento de gallina también puede causar reacciones alérgicas en algunos pacientes. Además, la alergia a las gallinas vivas puede empeorar los síntomas de condiciones como la rinitis, el asma y eccema. Aunque no hay estadísticas disponibles para mostrar cuántas personas tienen alergia a las aves, sabemos que millones de personas son alérgicas a los animales. Por ejemplo, las cifras que provee la Asthma and Allergy Foundation of American indican que unas 10 millones de personas son alérgicas a los gatos.

Cómo funcionan las alergias

El sistema inmunológico de una persona con una alergia a gallinas vivas u otros animales reacciona ante una "invasión" de partículas extrañas (como células de la piel del pollo o la saliva) mediante la generación de anticuerpos llamados IgE. Los anticuerpos IgE interactúan con el alérgeno (la sustancia que causa la reacción) y con las células inmunes del cuerpo. Estas células inmunes, llamadas mastocitos, liberan sustancias químicas como la histamina y otros químicos inflamatorios, que producen los síntomas de la alergia.

En la mayoría de los casos, la alergia a la gallina se desarrolla durante la infancia. Sin embargo, es posible desarrollar la alergia siendo adulto. En algunos casos, las alergias se desarrollan solo después de la exposición repetida a las aves. Las vías más probables para que los alérgenos de gallina entren al cuerpo son la inhalación por la nariz y el contacto directo con la piel.

Manejo y tratamiento de las alergias a gallinas

La mejor manera de hacer frente a una alergia a gallinas vivas es evitar todo contacto con las aves. Si eso es imposible, un alergólogo u otro especialista puede aconsejarte sobre maneras de aliviar tus síntomas. El alergólogo puede recomendar medicamentos, como los antihistamínicos, aerosoles nasales o corticoesteroides. Minimiza el contacto con las partículas en el aire que desencadenan las alergias de gallina, utilizando una máscara o un respirador y ropa protectora cuando trabajes con los animales.

Los síntomas de la alergia a los animales también pueden ser reducidos significativamente después de un curso de inmunoterapia o vacunas para la alergia, que aumentarán tu resistencia a los alérgenos. Este enfoque es mejor para lograr el alivio a largo plazo de los síntomas de la alergia provocados por un alérgeno bien identificado.

Acerca del autor

Boyan Hadjiev, Doctor Médico, ha sido médico practicante durante cinco años. Él está doble certificado en Medicina Interna, (2003), y Alergia e Inmunología, (2005).

El Dr. Hadjiev se graduó en la Universidad de Michigan con una licenciatura en biología y un doctorado en Medicina de la Facultad de Medicina de Casos Clínicos de Reserva de Cleveland.

Foto: Peter Cade/The Image Bank/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por dr. boyan hadjiev
Traducido por sofía bottinelli