Alergia a las calabazas

El consumo, contacto e inhalación de los vapores de cocción de la calabaza puede desencadenar una reacción alérgica.

El consumo, contacto e inhalación de los vapores de cocción de la calabaza puede desencadenar una reacción alérgica.

Las calabazas (pumpkins) se han cultivado en América del Norte durante más de 5.000 años y se consumen en todo el mundo. Pero para algunas personas, comer pastel de calabaza en acción de gracias o tallar linternas en Halloween puede desencadenar respuestas alérgicas que, en casos raros, podrían ser de peligro mortal.

Identificación

Las calabazas son miembros de la familia de las cucurbitáceas, que también incluye el calabacín, el pepino (cucumber), la calabaza y el chayote (squash). El grupo diverso de plantas anuales y perennes muestra frutos redondeados estriados y comestibles, que varían en tamaño, forma, modelos y colores, desde el blanco o verde al amarillo o naranja. Los frutos pueden llegar a pesar de 1 lb a 1000 lbs., La calabaza más grande registrada pesa 1,468 libras.

Alérgenos

Una reacción alérgica se produce cuando el sistema inmunológico identifica erróneamente una proteína en los alimentos como peligrosa, tales como la pulpa de la calabaza. Se sobre-responde y lanza los anticuerpos, conocidos como inmunoglobulina E, o IgE, para proteger el cuerpo. Estos anticuerpos reaccionan con el alérgeno que desencadena la liberación de histaminas que pueden afectar a la piel y las membranas de los ojos, la nariz, de las vías respiratorias y el intestino. Uno de los alérgenos proteicos identificados en la calabaza es la profilina, que también puede causar una alergia a los cítricos, el melón, el tomate y el plátano.

Causas

Si eres alérgico a la calabaza, el consumo de otros miembros de la familia de la calabaza incluyendo calabacín, melón y pepino pueden desencadenar una reacción alérgica, según la American Academy of Allergy Asthma & Immunology. Las personas alérgicas a la calabaza suelen ser alérgicas a las semillas de calabaza. Tocar la pulpa o semillas puede causar dermatitis o urticaria en personas sensibles. La inhalación de los vapores de la cocción de la calabaza también puede producir síntomas alérgicos en personas sensibles. Ten cuidado con la contaminación cruzada de las ollas y los platos previamente utilizados para preparar la calabaza.

Síntomas

Pocos minutos después de la ingestión, la calabaza puede inducir diversos síntomas de alergia en algunas personas. Los síntomas pueden ser leves, como picazón, dermatitis y congestión nasal, o más graves, como asma y dificultad para respirar, hinchazón de la cara y los labios o dificultad para respirar. Aunque es raro, la anafilaxia puede desarrollarse, y requiere atención médica inmediata o la administración de epinefrina.

Prevención

La mejor manera de prevenir una reacción alérgica a la calabaza es evitar cualquier alimento que la contenga. La Federal Food and Drug Act requiere que todos los ingredientes sean listados en las etiquetas de los alimentos procesados ​​enlatados y envasados. Evita mezclas para hornear comerciales que puedan contener polvo de semilla de calabaza o extractos. Ten cuidado con el consumo de alimentos que no se preparan, incluyendo pan, pasteles, salsas y patés, guisos, estofados, frituras y galletas. Evita el contacto de la piel con las calabazas y sus semillas.

Más galerías de fotos



Escrito por gord kerr | Traducido por ariadna delgado