Alergia al aceite de canela

El aceite de canela es un aceite aromático derivado de la corteza y las hojas de los árboles de canela. Aunque este aceite debe sus propiedades medicinales a su contenido de alcohol y aldehído, algunas personas pueden tener reacciones negativas a estos compuestos. Como estos productos químicos están presentes en altas concentraciones en el aceite, las reacciones alérgicas y tóxicas son relativamente comunes.

Aldehídos y alcoholes

El aceite de canela contiene un número de compuestos que producen reacciones alérgicas, irritantes o tóxicas en algunas personas. Uno de los principales componentes de este aceite es el cinamaldehído, un compuesto de aldehído con potenciales propiedades fungicidas. Si bien este hace que la canela tenga usos médicos en el tratamiento de la levadura y las infecciones del tracto respiratorio, el cinamaldehído también es su compuesto más alergénico. Entre los alcoholes del aceite está el eugenol, otro compuesto altamente alergénico y que contribuye a su uso como un repelente de mosquitos.

Dermatitis de contacto

La mayoría de las reacciones alérgicas o irritantes por el aceite de canela se derivan de su uso tópico. Ya sea que se aplique con fines medicinales o por sus propiedades aromáticas, puede causar una reacción de la piel conocida como dermatitis de contacto. Este tipo de reacción conduce al enrojecimiento de la piel, una erupción cutánea con picor, hinchazón y ronchas. La dermatitis de contacto irritante es una reacción de tipo alérgico que normalmente sólo se produce en el punto de contacto. Como esta condición activa tu sistema inmunológico, los síntomas tienden a ser más graves y generalizados si se deben a una verdadera alergia.

Reacciones orales

Debido a su sabor agradable y potente, es común usar pequeñas cantidades de aceite de canela en pastas de dientes, caramelos y goma de mascar. Aunque no es tan común como las reacciones de contacto, algunas personas desarrollan una irritación bucal y reacciones alérgicas. Las reacciones irritantes bucales tienden a ser similares a otras reacciones de contacto, con síntomas comunes que incluyen picor, hinchazón y ardor en y alrededor de la boca. Estas reacciones alérgicas pueden provocar dolores, sensación de ardor e hinchazón excesiva de los labios, las encías, la lengua, las mejillas y la garganta.

Hipersensibilidad

Según los expertos de Phadia Laboratories, las pruebas cutáneas no son siempre exactas en la detección de las alergias a los alimentos con canela. Como resultado, es posible que no tengas ninguna reacción a menos que accidentalmente comas o respires los alérgenos del aceite. Aunque es raro, Phadia indica que es posible tener una reacción alérgica inmediata. Conocida como hipersensibilidad tipo I o II, la reacción inmediata a la canela puede causar problemas a la piel, al estómago y de respiración. En casos severos, tales reacciones pueden progresar hasta convertirse en una reacción alérgica que afecta el cuerpo entero y pone en riesgo la vida llamada anafilaxia. Independientemente de si tienes o no una alergia conocida, debes buscar atención médica inmediata si experimentas una reacción después de la ingestión del aceite de canela.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew lee | Traducido por patricia a. palma