¿Cómo hacer que ajusten mejor unos zapatos con talonera que me quedan un poco grandes?

Tal vez has perdido un poco de peso. O tal vez la piel del calzado se ha aflojado. Incluso es posible que hayas encontrado los zapatos perfectos en un tamaño ligeramente equivocado. Y como eran demasiado lindos, no ibas a dejarlos por ese detalle tan pequeño. Cualquiera que sea la razón, no hay sentimiento alguno como la frustración de ser dueña de un hermoso par de zapatos altos con taloneras que son demasiado amplios como para llevarlos sin preocupación. Afortunadamente, hay varios trucos fáciles para que las correas del talón se ajusten mejor, de modo que puedas disfrutar usándolos tanto como lo haces admirándolos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Plantillas para la zona del metatarso
  • Protectores para pie
  • Tijeras
  • Cinta de doble cara para ropa
  • Protectores para pie con talonera
  • Perforadora de cuero
  • Bolígrafo

Instrucciones

  1. Coloca una plantilla de gel para la zona del metatarso en cada zapato. Esto llenará un poco del espacio extra y permitirá al mismo tiempo que tu pie tenga un mejor agarre y un poco de acolchado adicional. Elige una plantilla que esté cubierta con una tela de felpa en lugar de una de plástico o vinilo. Éstas hacen que los pies suden y que los dedos se deslicen hacia delante en el zapato. Si la plantilla para el metatarso no ayuda lo suficiente, coloca una plantilla completa o usa un protector de pie acomodándolo según sea necesario para que quepa en el zapato sin que se note.

  2. Aplica un trozo de cinta de doble cara para ropa en la correa del talón para ayudarla a mantenerse en su lugar y para evitar que pierdas los zapatos.

  3. Ponte unos protectores con punta cerrada y talonera. La tela que recubre la punta evitará que los dedos resbalen y se rocen contra sí mismos y contra el zapato, mientras que la talonera de tela ayuda a sujetar la correa del zapato de manera firme y discreta.

  4. Abre un nuevo agujero en la correa de tu zapato. Ponte el zapato, ajusta la talonera justo como la necesitas y marca el punto con un bolígrafo por el interior del cuero. Finalmente, consigue una perforadora giratoria de cuero y crea un nuevo agujero. Realmente vale la pela invertir en una perforadora de estas, ya que puede ser mucho más barato que comprar un nuevo par de zapatos, además de que podrás seguir utilizándola en otros zapatos, lo mismo que en cinturones y carteras. Desafortunadamente, este truco sólo funciona en los talones de cuero que tienen hebilla.

  5. Considera ver a un zapatero profesional que rebaje un poco los tacones. Cuanto menor sea el tacón, menos probable es que tu pie se deslice hacia la punta en el espacio extra que queda y que la talonera se caiga completamente en la parte posterior del zapato.

Consejos y advertencias

  • Evita usar medias resbaladizas si llevas zapatos amplios con taloneras.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle miley | Traducido por pei pei