Cómo ajustar los gafas para natación

Las gafas de natación de natación deben ser una parte estándar de cualquier equipo del nadador. Además de un juego y un bloqueador solar, una gorra y gafas ofrecen protección crítica en el agua. Las gafas de natación mantienen el agua fuera de tus ojos, lo que les impide estar saturados con productos químicos en la piscina o agua salada. Además, ayudan a ver dónde volver a entrar el agua, evitando colisiones u otros contratiempos.

Tipos

La forma en que tus gafas de natación se adaptan depende de tu tipo de cara y uso al nadar. Las gafas de natación vienen en una variedad de tamaños y formas. Algunas gafas de natación tienen las piezas de la nariz estrechas, que son especialmente útiles para los nadadores más jóvenes que los ayuda a mantener los lentes oculares en su lugar. Las gafas de natación también tienen diferentes tamaños de lentes oculares para asegurar un ajuste apropiado para cada tipo de rostro. Las gafas de natación se venden con una gran variedad de matices, que son útiles si nadas a pleno sol y te quieres proteger los ojos. Finalmente, las gafas de natación ofrecen tres tipos de correas - una sola correa, una correa doble o una sola correa que se divide y se vuelve de doble correa en la parte trasera de tu cabeza.

Ajuste adecuado

La mejor manera de asegurarte de que tus gafas de natación se ajustan adecuadamente es utilizarlos en el agua. Sin embargo, la mayoría de los establecimientos minoristas ganaron al permitir el regreso de las gafas de natación. Puesto que hay una variedad tan amplia, selecciona algunos y sacaros del embalaje con la ayuda de un asociado de ventas. Ellos son parte clave del ajuste del lente ocular. Deben encajar cómodamente sin demasiada succión. Desliza los lentes oculares en los ojos y presiona suavemente. Si se quedan en su lugar por un minuto o dos, el lente ocular es apropiado para tu cuenca ocular. Si se deslizan de inmediato, prueba con un conjunto de gafas de natación con un lente ocular más pequeño. Si se sienten demasiado apretadas, prueba con un conjunto de gafas de natación con un lente ocular de mayor tamaño. A continuación, evalúa las correas. Una sola correa está bien para un niño, pero la mayoría de los nadadores encuentra que corta demasiado en su cabeza. Elije una correa de división o de una doble cinta basada en tus preferencias.

Beneficios

Si estás constantemente molesto con tus gafas de natación, puedes perder tu concentración y realizar mal el entrenamiento. Además, si las gafas de natación no te quedan bien y tienen fugas de agua, tus ojos se ponen rojos e irritados. Las gafas de natación que se adaptan bien forman parte de tu rutina y no impiden el ejercicio. Estando en su lugar, actúan como una ayuda al entrenamiento, ayudan a hacer del nado algo agradable.

Prueba primero

El tiempo para verificar si tus gafas de natación quedan bien es antes de pagar por ellos. Es fundamental reconocer que las diferentes formas de la cara y las edades requieren diferentes gafas de natación, por lo que una visita a la tienda para probar algunos es un primer paso fundamental.

Consideraciones

Una vez que encuentres las gafas de natación apropiadas, compra otro extra o dos. De esta manera, logras evitar que al prepararte para nadar, te des cuenta de las gafas de natación están muy rayadas para ver correctamente, o las juntas que sellan el ocular están desgastadas.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn williams | Traducido por sandra magali chávez esqueda