Cómo ajustar la correa en gafas para nadar

Las gafas para nadar son dispositivos diseñados para ayudar específicamente a mantener el agua alejada de los ojos mientras estás nadando y son utilizadas por los atletas y no atletas por igual. El cloro de las piscinas y la sal del océano puede causar irritación en los ojos y disminuir el disfrute o el desempeño al nadar. Además de mantener los químicos alejados de los ojos también ayudan a al nadador a ver mejor bajo el agua. Las gafas para nadar suelen estar diseñadas de un modo que un tamaño se ajuste a todos, pero muchas pueden ser ajustadas de manera que queden firmes alrededor del rostro y la cabeza.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Utiliza las gafas para nadar en el agua para evaluar su desempeño en cuanto a su calce y en cuanto a mantenerse en su lugar durante tu actividad en el agua. Si las gafas comienzan a molestarte después de uno o dos minutos, están demasiado ajustadas. Si no se pueden quedar en un sólo sitio, necesitan ser ajustadas.

  2. Encuentra la palanca de ajuste para las correas, la cual estará ubicada sobre las correas mismas, usualmente a los lados o en la parte trasera y tendrá forma de hebilla o broche.

  3. Tira de la palanca o clip para liberarlo de la correa con una mano y utiliza la otra para tirar de cualquiera de los lados de las correas para aflojarlas o ajustarlas. Para aflojarlas, tira de ellas hacia afuera en dirección opuesta a las gafas y para ajustarlas tira de las correas a través de la hebilla o broche hacia la sección doblada de las mismas. Libera o presiona el broche nuevamente en su lugar una vez que las correas hayan sido alteradas. Utiliza las gafas nuevamente en el agua para determinar si han sido ajustadas lo suficiente.

Más galerías de fotos



Escrito por charles gosden | Traducido por ana grasso