Cómo ajustar los cordones en un guante de béisbol

Nada recuerda al verano como la satisfacción del golpe de la piel contra el cuero cuando atrapas una pelota de béisbol en tu guante. Hay una especie de magia en sacar tu viejo guante roto en el primer entrenamiento de la temporada, como encontrarse con un viejo amigo. Sin embargo, al igual que la amistad, los guantes de béisbol requieren mantenimiento. Los cordones pueden estirarse y aflojarse, por lo que hay que apretarlos. Si has crecido desde la última vez que sacaste el guante, podría ser necesario aflojar un poco los cordones. El ex entrenador de la Liga Menor Jackey Bradbury dice que hay una solución fácil y rápida para ayudar a asegurar el mejor ajuste.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Ajusta los cordones

  1. Desata los nudos en los cordones.

  2. Toma el primer tramo de los cordones (donde se cruzan como una X) en el extremo opuesto de donde se atan. Tira suavemente para ajustarlos.

  3. Sujeta la sección de los cordones justo debajo del primero y tira suavemente para apretarlos.

  4. Repite el proceso hasta haber ajustado cada sección.

  5. Vuelve a atar los cordones y ponte el guante en la mano. Si cabe, ya estás listo. Si hay que apretarlos más, repite los pasos hasta que el guante se adapte a la perfección.

    Afloja los cordones

  1. Desata el nudo en los cordones.

  2. Tira de los cordones encima de donde estaban atados, aflojándolos ligeramente.

  3. Pasa a la siguiente sección de cordones y tira para aflojarlos.

  4. Repite el proceso hasta que los cordones se hayan soltado del todo.

  5. Vuelve a atar los cordones y ponte el guante. Si está demasiado flojo, aprieta los cordones.

Consejos y advertencias

  • Revisa los cordones de forma periódica para asegurar que estén bien atados.

Más galerías de fotos



Escrito por april fox | Traducido por lucia ayala