Cómo ajustar el cabezal en una bicicleta

Ajustar el cabezal de una bicicleta es necesario por motivos de control y para mejorar tu habilidad de virar. El cabezal hace referencia al equipo ubicado en el frente del marco de la bicicleta, entre el tubo superior, y en donde las horquillas se unen al marco. Este equipo permite que el manubrio gire con suavidad. Para determinar si tu cabezal está suelto, simplemente párate junto a la bicicleta y asegura el freno frontal. Haz girar la bicicleta hacia adelante y atrás, y si oyes un sonido, quiere decir que el cabezal está suelto y debe ser ajustado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Llave hexagonal de 5 mm

Instrucciones

    Ajustar o soltar el cabezal

  1. Retira el cabezal utilizando una llave hexagonal de 5 mm. Esto expondrá el frente de las horquillas, las cuales se encajan en el marco.

  2. Afloja los pernos de la abrazadera utilizando la misma llave. Suele haber dos, y suelen estar ubicados en la parte trasera del tallo. El tallo es lo que conecta el manubrio a las horquillas. Estos pernos no deben ser retirados, sólo debes aflojarlos.

  3. Cambia la tapa del cabezal y ajusta hasta que quede apretado. Esto colocará el tubo de dirección dentro del tallo.

  4. Asegura el freno frontal y mueve la bicicleta de atrás hacia adelante para revisar qué tan asegurado está el cabezal. Si sigue produciendo sonido, ajusta 1/4 de vuelta más y vuelve a probar.

  5. Asegura los pernos uno a la vez.

  6. Revisa el rango de giro una vez los pernos estén ajustados, para estar seguro de que la rueda frontal gire de forma libre.

Consejos y advertencias

  • Revisa qué tan suelto está el cabezal antes de utilizar la bicicleta.
  • Nota qué tan ajustados están los pernos antes de aflojarlos. Esto te dará un buen indicador de cuánto debes ajustarlos una vez acabes con los ajustes.
  • Los cabezales sueltos pueden ser peligrosos. Si tu cabezal está suelto luego de que intentes ajustarlo, lleva la bicicleta a un taller calificado para que la repare.

Más galerías de fotos



Escrito por jack kaltmann | Traducido por andrés marino ruiz