Ají picante: ¿Bueno o malo para aliviar el dolor de la artritis?

El ají picante puede ayudar a aliviar los dolores de la artritis en algunos casos.

La capsaicina también puede ayudar a aliviar el dolor asociado con la psoriasis, la osteoartritis y la neuropatía diabética (daño nervioso y dolor), cuando se aplica en forma tópica usando una crema de venta libre.

— Drogas y Envejecimiento, un estudio publicado

Para algunas personas, comer frutos de ají puede ser muy beneficioso; para otras, estas frutas (¡no son vegetales!) pueden representar malas noticias. El ají picante o chile pertenece a una categoría de alimentos conocida como Capsicum, y forma parte de la familia de las plantas solanáceas. Durante años, los científicos y los profanos en la materia han especulado con la posibilidad de que las solanáceas agraven los síntomas de la artritis. Sin embargo, algunas investigaciones han demostrado que los compuestos en estos frutos picantes pueden ayudar a aliviar el dolor e inflamación asociados con la artritis. Además de los ajíes picantes, otros alimentos comunes de la familia de las solanáceas incluyen patatas blancas, tomates, berenjena y derivados del ají picante, como pimentón y chile en polvo.

Solanáceas y alcaloides

Las solanáceas contienen sustancias llamadas alcaloides, de las que se cree que causan un impacto negativo sobre las funciones musculares, nerviosas y articulares. Exactamente cómo lo hacen no está claro, pero los investigadores sospechan que los alcaloides pueden hacer que se acumulen depósitos de calcio en tejidos blandos como articulaciones, causando inflamación y dolor.

Sin embargo, a la fecha no hay evidencia concluyente que sugiera que las solanáceas agraven los síntomas de la artritis. Además, la cantidad de alcaloides en estos alimentos es tan baja que los críticos de esta teoría consideran que las solanáceas probablemente afectan sólo a un número muy escaso de personas; específicamente, a aquéllas con una sensibilidad especial a los alcaloides. Por otra parte, al cocinar las solanáceas se reduce su contenido de alcaloides en un 40 o 50 por ciento.

Sin embargo, algunos pacientes de artritis han reportado de manera anecdótica un alivio significativo de sus síntomas después de eliminar las solanáceas de su dieta. Por lo tanto, puede vale la pena probar con esta modificación en tu plan de dieta para evaluar si funciona para tu caso.

Capsaicina y dolor de artritis

Mientras tanto, la investigación realizada específicamente sobre el ají rojo ha arrojado resultados interesantes. El ají contiene una sustancia llamada capsaicina, que le da ese sabor "caliente" y picante que probablemente asocies con este alimento. A pesar de todo el calor que crea, la capsaicina es un agente antiinflamatorio. Cuando más picante sea un ají, mayor será su contenido de capsaicina.

Un estudio, publicado en la revista Drugs and Aging, encontró que la capsaicina también puede ayudar a aliviar el dolor asociado con la psoriasis, osteoartritis y neuropatía diabética (daño nervioso y dolor), cuando se aplica por vía tópica usando una crema de venta libre.

Ají picante en tu dieta

Hay cientos de variedades de ajíes picantes, con diversos grados de "picante". Las variedades más comunes son la cayena (cayenne pepper), habanero, jalapeño y de Anaheim. Al manipular ajíes recién comprados, frescos o deshidratados, ten cuidado de no tocar tus ojos con tus manos, ya que puedes sufrir irritación y ardor.

Asegúrate de hablar con tu médico o un nutricionista profesional sobre tu plan de agregar o eliminar el ají en tu dieta. Aunque es poco probable que estos frutos causen efectos secundarios o interactúen perjudicialmente con algún medicamento, a tu doctor le ayudará en su tarea saber acerca de cualquier plan de tratamiento alternativo o complementario que sigas.

Acerca del autor

Eilender es un profesor universitario y escritor de ciencias de la salud, radicado en New Jersey.

Foto: Paul Katz/Photodisc/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth eilender, ms, rd, cdn
Traducido por pau epel