Aires acondicionados y bebés

Mantener a tu bebé fresco durante los meses de verano es importante para reducir el riesgo de que se sobrecaliente. De acuerdo con American SIDS Institute, el recalentamiento puede aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del infante. Los aires acondicionados ayudan a regular las temperaturas de interiores y en los autos en los días calurosos y húmedos.

Beneficios y recomendaciones

El aire acondicionado puede desempeñar un papel clave en el mantenimiento de una temperatura ambiental confortable. El Centers for Disease Control and Prevention advierte que los niños son más susceptibles al estrés por calor, por lo que usar aparatos de aire acondicionado proporciona protección contra las enfermedades relacionadas con el calor y la muerte. La temperatura de la habitación debe ser cómoda para un adulto con ropa liviana. En un artículo de Parents, Alan Greene sugiere que las temperaturas frescas, entre 65 y 70 grados, también pueden ayudar a mejorar el sueño de tu bebé.

Advertencias

Mientras que los aires acondicionados están destinados a hacer que una habitación sea más cómoda, también puede hacer que un espacio interior sea demasiado frío. En un artículo de Medill Reports, una publicación de la escuela Northwestern University’s Medill, la autora Jessica Bylander informa de que el aire acondicionado demasiado bajo puede provocar hipotermia en los bebés. Parkside Pediatrics advierte a los médicos acerca de juzgar la temperatura del bebé por sus manos o sus pies. En cambio, los pediatras recomiendan tocar el cuello o el pecho del bebé para determinar si está demasiado caliente o demasiado frío. Otra preocupación es que el aire acondicionado se puede propagar gérmenes. El sitio web de Cardiff University advierte que el aire acondicionado puede contribuir a la propagación de los virus del resfriado común.

Ventilas de aire

El aire de tu aparato de aire acondicionado no debe soplar directamente sobre el bebé. Esto puede ser incómodo para tu hijo y también puede enfriarlo mucho. Cuando configures el cuarto del bebé, coloca la cuna o el moisés en un lugar donde el aire no sople directamente sobre él. Verifica las rejillas de ventilación de otros espacios interiores, como restaurantes y en tu auto para ayudarte a asegurar que tu hijo no esté expuesto directamente al aire que sopla desde el aire acondicionado.

Alternativas para mantener a los bebés frescos

Cuando no haya aire acondicionado, hay alternativas disponibles para ayudar a mantener a tu bebé fresco en climas cálidos. Vístelo con ropa holgada, hecha de tejidos ligeros como el algodón. Usa ventiladores y deshumidificadores en tu casa y en otros espacios interiores para regular la temperatura. Al igual que los aires acondicionados, el aire de los ventiladores no debe soplar directamente sobre el bebé. En los días de mucho calor, cuando aumenta el riesgo de sobrecalentamiento, visita a un lugar público

Más galerías de fotos



Escrito por ann daniels | Traducido por gabriela nungaray