Cómo ahumar muslos de pollo

El proceso de ahumar los muslos de pollo es lento. Sin embargo, ahumarlos hace que la piel del pollo quede crujiente, ablanda la carne e infunde sabor. El proceso de agregar los condimentos de tu elección permite personalizarlo para adaptarse a tu gusto preferido. Los muslos de pollo deben ser vigilados cuidadosamente mientras se cocinan en el ahumador para evitar el exceso de cocción, que puede resultar en una carne dura e insípida.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Condimentos
  • Astillas de madera
  • Papel de aluminio
  • Un termómetro para carne

Instrucciones

  1. Calienta el ahumador a 250 grados Fahrenheit.

  2. Enjuaga los muslos de pollo bajo el agua fría luego sécalos con toallas de papel.

  3. Condimenta el pollo con las hierbas o condimentos de tu elección para agregar sabor al pollo ahumado.

  4. Llena a la mitad con agua la bandeja del ahumador. Envuelve un puñado de astillas de madera en papel de aluminio, perfora unos pocos agujeros y agrégalas al ahumador.

  5. Coloca los muslos de pollo en el ahumador y déjalos asentarse durante 1 1/2 a tres horas.

  6. Inserta un termómetro periódicamente en la zona más gruesa del muslo. Una vez que alcance los 180 grados Fahrenheit, está completamente cocido.

  7. Con cuidado retira los muslos del ahumador y déjalos enfriar durante 10 minutos. Sírvelos inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por anna waldrop | Traducido por marcela carniglia