Cómo ahumar costillas en el horno

Es posible cocinar costillas en tu horno para darles el sabor ahumado que por lo general sólo está asociado con las parrillas al aire libre o ahumadores. Pero tendrás que utilizar un método diferente del que la mayoría de recetas de costillas al horno piden, dice el crítico gastronómico de "New York Times" y autor de libros de cocina Mark Bittman. Puedes ahumar al horno las costillitas o costillas de cerdo; las costillitas son más tiernas, pero las costillas tienen carne más sabrosa. Sin importar cual elijas, ten en cuenta que las costillas son altas en grasa, grasa saturada y colesterol. Para incluirlas en una dieta equilibrada, come con poca frecuencia.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Sal
  • Pimienta
  • Condimentos adicionales, tales como hierbas, especias y azúcar
  • Cuenco pequeño
  • Cuchara
  • Estante de costillitas o costillas de cerdo
  • Envoltura de plástico
  • Virutas de madera de roble o nogal
  • Asadera grande con estante extraíble
  • Papel de aluminio
  • Humo líquido

Instrucciones

    Preparación de las costillas

  1. Coloca sal, pimienta y condimentos de tu elección en un tazón pequeño, escogiendo aromatizantes como el comino (cumin), pimentón (paprika) regular o ahumado, azúcar morena, ajo (garlic) en polvo, cebolla (onion) en polvo o hierbas en polvo como el romero (rosemary). Revuelve bien para combinar.

  2. Cubre todo el estante de costillas con la mezcla de condimentos. Envuelve ligeramente el bastidor con una envoltura de plástico.

  3. Coloca las costillas en el refrigerador. Permite que descansen, sin ser molestadas, durante una hora hasta toda la noche.

    Usando virutas de madera

  1. Coloca una capa uniforme de virutas de madera de roble o nogal en el fondo de un molde para hornear grande. Agrega suficiente agua para cubrir apenas las virutas.

  2. Pon el estante de la bandeja para asar en el lugar sobre las astillas de madera. Retira las costillas de la nevera, desecha la envoltura de plástico y colócalas en el estante.

  3. Haz una cubierta de todos los lados de la bandeja de asar usando papel de aluminio, dejando suficiente espacio sobre las costillas para permitir que el vapor circule. Asegura los bordes del papel de aluminio firmemente para sellar la cubierta.

  4. Hornea hasta que la carne esté tierna, pensando en aproximadamente tres horas para 2 o 3 libras de costillas cocidas a 225 grados Fahrenheit.

    Usado humo líquido

  1. Llena el fondo de un molde para hornear grande con varias tazas de agua. Añade humo líquido, utilizando unas 3 cucharadas por cada 2 tazas de agua utilizada. Revuelve para mezclar a fondo.

  2. Coloca el estante de la sartén sobre el agua. Coloca las costillas preparadas en la parrilla.

  3. Cubre firmemente la parte superior de la bandeja para asar con papel de aluminio. Hornea hasta que la carne de costilla esté tierna. Deja alrededor de cuatro horas para un estante de costillas cocidas a 350 grados Fahrenheit.

Consejos y advertencias

  • Si lo prefieres, utiliza tu marca favorita de condimentos para costilla comercial en lugar de una mezcla hecha en casa.
  • Cuando hay poco tiempo, frota la mezcla con condimentos en las costillas y procede directamente a cocinar, saltándote el paso de refrigeración.
  • Para obtener una corteza crujiente y dorada por encima de tus costillas, ásalas durante aproximadamente cinco minutos después de que hayan terminado de ahumarse en el horno.
  • Para asegurarte de que las costillas están completamente cocidas y seguras para comer, comprueba que la temperatura interna de la carne ha llegado a 145 grados Fahrenheit.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por enrique alejandro bolaños flores