Cómo ahumar carne en el horno

Si no tienes un lugar para ahumar carne, un ahumador y una parrilla para barbacoa, quizá creas que no puedes hacer unas costillas o asados ahumados en casa. Sin embargo, puedes ahumar carne a pequeña escala dentro del horno con unos pocos suministros. Las cosas importantes para recordar es mantener una temperatura baja de cocción y envolver la carne para retener la humedad. Cocina las costillas y el asado lo suficiente para romper el colágeno, el cual hace la carne suculenta. Cocina la carne por 1 1/2 a 2 horas por libra o hasta que un termómetro para carne indique una temperatura interna de 180 grados Fahrenheit.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 1 taza de condimento seco
  • 1 bandeja para asar
  • Virutas de madera para ahumar
  • Agua
  • Rejillas
  • Carne
  • 1 bolsa de aluminio
  • 1 termometro de lectura instantanea
  • Salsa barbacoa
  • 1 brocha

Instrucciones

  1. Escoge dos costillas o un asado de cerdo o carne de 5 a 8 libras. Descongela la carne por completo dentro de la refrigeradora. Pon el condimento seco sobre la carne cubriendo toda la superficie. Déjala marinarse sin cubrir dentro de la refrigeradora por una hora.

  2. Pon una sola capa de virutas como de nogal, cerezo o roble en una bandeja para asar. Vierte agua sobre ellas y déjalas remojar por una hora. Escurre el agua, dejando una capa de agua en el inferior de la bandeja.

  3. Pon una rejilla dentro o por encima de la bandeja que eleve la carne una o dos pulgadas por encima de las virutas.

  4. Pon una rejilla para horno en el tercio inferior del horno. Retira la rejilla superior para dejar espacio para la bolsa de aluminio. Precalienta el horno a 250 grados Fahrenheit.

  5. Pon la carne sobre la rejilla. Haz una bolsa de papel aluminio que selle por completo la bandeja y que tenga espacio por encima para que circule el vapor. Entre más ajustado selles el aluminio más sabor a madera penetrará la carne.

  6. Hornea las costillas o el pollo por cerca de tres horas. Hornea el asado de carne o cerdo por cerca de ocho horas, dependiendo del tamaño. Mantén la temperatura del horno a 250 grados Fahrenheit.

  7. Prueba la temperatura de la carne cerca del final del tiempo de cocción. La carne estará lista cuando un tenedor la penetre con facilidad y haya alcanzado 180 grados Fahrenheit en la parte más gruesa, con un termómetro de lectura instantánea.

  8. Retira el aluminio. Unta la carne con la salsa barbacoa. Ásala por unos cuantos minutos hasta que se caramelice la salsa.

Consejos y advertencias

  • Utiliza tu condimento seco comercial favorito o mezcla tus hierbas y especias favoritas con 1/4 de taza de azúcar y 1 a 3 cucharaditas de sal, dependiendo en el tamaño de las costillas, pollo o cerdo.
  • Intenta no remover la bolsa de aluminio hasta que acerque el final del tiempo de cocción. Es difícil volverla a colocar, a menos que utilices más aluminio para crear una nueva bolsa. Si la quitas muy pronto, la carne se pondrá seca.

Más galerías de fotos



Escrito por ramona french | Traducido por alejandra rojas