Cómo agregarle limonada Kool-Aid al champú para eliminar el hierro de tu cabello

Escrito por Melissa King | Traducido por Alejandra Prego
La limonada Kool-Aid le devuelve al cabello su color natural.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Si el agua de tu ducha tiene un alto contenido en hierro, el mineral se puede acumular en cabello, dándole una tonalidad de color rojizo. Algunos productos comerciales y los tratamientos en la peluquería pueden quitar la decoloración, pero a menudo ambos son costosos y su eficacia varía. La limonada Kool-Aid, si bien no está diseñada para ser utilizada como producto capilar, puede hacer un gran trabajo al quitar las manchas de óxido por una fracción del costo.

Moja bien el cabello y luego aplica una cantidad de champú del tamaño de una moneda de 25 centavos de dólar en la palma de tu mano.

Abre un paquete o un recipiente de limonada Kool-Aid y vierte una cucharadita del polvo en tu mano, junto al champú.

Aplica otra cantidad de champú en la mano y luego mezcla ambos ingredientes con los dedos. Si la mezcla quedó demasiado granulada o espesa, agrega algunas gotas de agua para dejarla más ligera.

Aplica la mezcla de champú y Kool-Aid sobre tu cabello. Cubre cada mechón generosamente.

Espera a que la mezcla penetre en el cabello de cinco a 15 minutos.

Enjuaga el champú y el Kool-Aid de tu cabello. Mientras lo haces, cierra los ojos para evitar que la limonada entre en ellos. Lava nuevamente con champú sin el Kool-Aid y luego enjuaga para eliminar los residuos.

Aplica a tu cabello el acondicionador que usas normalmente.

Consejo

Puedes evitar que el cloro manche el cabello aplicándote manteca de cacao antes de nadar. Después de nadar, enjuaga el cabello y lávalo con champú.

El bicarbonato de sodio mezclado con champú también puede quitar el cloro y el óxido del cabello. Si lo enjuagas con 8 onzas de vinagre de sidra de manzana obtendrás el mismo efecto.

Advertencias

Si el Kool-Aid se introduce en tus ojos puede causar ardor e irritación. Si esto ocurre, enjuaga bien los ojos con agua tibia.