Cómo agregar suplementos a los batidos

Los suplementos naturales tales como semillas y aceites saludables pueden aportar grasas saludables, proteínas, fibra y nutrientes a un batido. Dependiendo del tipo de suplemento que estás usando, agregarlo durante o después de la mezcla hace una diferencia en la consistencia de la bebida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Batido
  • Licuadora
  • Vaso
  • Cuchara
  • Suplemento natural

Instrucciones

  1. Combina suplementos en polvo, como espirulina en polvo, con los ingredientes líquidos de tu batido. La espirulina es un alga azul-verde que es rica en proteínas, minerales, vitaminas y antioxidantes. También contiene ácido gamma-linolénico, un ácido graso poliinsaturado esencial. Los suplementos de polvo de spirulina añaden un color verde intenso a tu batido, y su sabor de hierba puede afectar el sabor de tu batido. Una cucharada por vaso es generalmente una buena medida.

  2. Muele semillas de lino enteras y añádelas a tu batido. Este suplemento natural es rico en ácidos grasos omega-3 y fibra, por lo que es beneficioso para la salud del corazón, la digestión y el sistema inmunológico. Añade una cucharada de semillas de lino a tu batido y revuelve para que se mezcle de manera uniforme.

  3. Mezcla una cucharada de semillas de chía en un batido justo antes de beberlo para una buena dosis de proteínas y antioxidantes. También ofrece ácidos grasos omega-3 y fibra. Las semillas de chía absorben agua para formar una sustancia similar al gel y espesarán tu batido. Añade agua si es necesario para hacer que tu batido tenga la consistencia adecuada.

  4. Aumenta el perfil nutricional de tu batido añadiendo aceite de lino. El aceite de lino contiene grasas saludables, pero no ofrece la fibra beneficiosa que se encuentra en las semillas de lino. Para evitar que flote aceite en la parte superior de tu batido, añade un pequeño chorro de lino en la licuadora mientras haces tu batido.

Consejos y advertencias

  • Muele sólo el suficiente lino para utilizar en un día, y guarda las semillas enteras en un recipiente herméticamente cerrado para mantenerlas frescas.
  • Almacena suplementos secos y líquidos en un lugar fresco, seco o refrigera si se indica en la etiqueta. El almacenamiento correcto ayuda a los suplementos a durar mucho y retener nutrientes.
  • Si tienes una enfermedad crónica, como insuficiencia renal o cardíaca, consulta a tu médico o un dietista antes de agregar suplementos a tu dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por nadia haris | Traducido por lucia ayala