¿Cómo es que el agregar jugo de limón al agua la hace alcalina?

Para funcionar correctamente la sangre requiere ácido saludable contra niveles alcalinos, o pH. Los sistemas de tu cuerpo mantienen con cuidado niveles normales de pH en la sangre que varían entre los 7.35 y 7.45, sin importar tu dieta. Aunque el agua con jugo de limón puede alterar el pH de la orina, no influirá en la acidez general de tu sangre. Aprender más sobre las bebidas ácidas y el pH de tu cuerpo puede inspirarte a tomar sabias decisiones respecto a tu alimentación.

¿Ácido pero alcalino?

En la escala de pH, el nivel 7 es considerado neutral. Cualquier medida de 6.9 o menos es considerada ácida, y cualquiera de 7.1 o mayor es considerada alcalina. Mientras el agua tiene un pH de 7, los limones son ácidos con un pH de 2 o 3. La creencia popular que dice que los limones se vuelven alcalinos durante la digestión no es apoyada por la ciencia. Kat Day, dueña de un blog de química y ciencia proveniente de Oxfordshire (Inglaterra), dice que bajo ninguna circunstancia la digestión de un alimento ácido puede alcalinizar tu sangre. Como no se ha sabido que las comidas puedan alterar el pH de tu sangre o de tu cuerpo, los limones tampoco puede acidificarte. Beber jugo de limón con agua puede aumentar el nivel de ácido en tu orina, lo que es señal de que tus riñones están haciendo su trabajo (deshacerse del exceso de ácido).

Una dieta alcalina

Una dieta moderna, rica en grasas poco saludables, granos refinados y azúcares añadidas, aumenta el nivel de ácido en tu orina según Tanis Fenton, un dietista registrado, epidemiólogo y profesor asistente en la Universidad de Calgary en Alberta. Su tu dieta tiende a consistir en una combinación de comida rápida y alimentos empaquetados en lugar de comidas completas, el cambiar tus hábitos alimenticios puede ayudarte no sólo a reducir el ácido de tu orina, sino a aumentar tu bienestar. Para alcalinizar tu orina y ganar niveles aumentados de energía, además de controlar tu peso y reducir el riesgo de enfermedades crónicas, concéntrate en el consumo de frutas, vegetales, granos enteros, fuentes de proteína magras como el pescado y las legumbres, y saludables fuentes de grasa como las nueces y las semillas.

Beneficios del jugo de limón

El jugo de limón puede no hacer mucho por el control de tu pH, pero puede darte otros beneficios. Su alta concentración de vitamina C fortalece tu sistema inmunológico, aumentando la capacidad de tu cuerpo de defenderse de enfermedades. Una onza (30ml) de jugo de limón provee el 23% de vitamina C requerida por un adulto. El jugo de limón también te ofrece una forma nutritiva y poco calórica de darle sabor a tu agua. El tomar agua con un poco de jugo de limón en lugar de un refresco de 20 onzas (600ml) te salva del consumo de 18 cucharadas de azúcar y 240 calorías. Como la comida azucarada hace que tu cuerpo produzca un exceso de ácido, el hacer esto también producirá menos orina ácida.

¿Qué hay del agua alcalina?

Los productores de agua filtrada afirman que el agua alcalina, que tiene un pH mayor que el agua embotellada, puede neutralizar el ácido en tu sangre, aumentar tu energía, agilizar tu metabolismo e incluso enlentecer el proceso de envejecimiento. Muchas de estas afirmaciones no han sido comprobadas, aunque algunas investigaciones limitadas han mostrado que el agua alcalina puede reducir la pérdida de hueso que sufren muchas mujeres durante la menopausia, según el departamento de salud de la Universidad de Columbia. Esto es porque tu cuerpo toma calcio de los huesos para regular tus niveles de pH y recuperar un balance normal después de haber consumido comidas poco saludables. Por lo que una forma segura de mejorar la salud de tus huesos y mantener niveles de pH saludables, es comer una dieta rica en frutas y vegetales, además de mucho calcio y vitamina D, los cuales puedes encontrar en la leche fortificada y el salmón.

Más galerías de fotos



Escrito por jodi geigle | Traducido por karly silva