Cómo agregar jugo al Kombucha

El té de kombucha, una bebida fermentada, se ha consumido por siglos y es conocida por su habilidad de proveer al cuerpo humano de bacterias y hongos beneficiosos. El kombucha puede proteger a tus células contra el cáncer, mejorar el sistema inmune y facilitar la digestión. Un estudio publicado en el año 2012 en "BMC Complementary and Alternative Medicine" concluyó que el té de kombucha puede reducir el azúcar en la sangre y los niveles de lípidos asociados con la diabetes. El té de kombucha es naturalmente agrio, de modo que añadir jugo puede mejorar su sabor y aportar un toque de dulzura.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 4 jarros de una pinta con tapa
  • 12 onzas de jugo
  • 64 onzas de té de kombucha
  • Cuchara de madera

Instrucciones

  1. Limpia cuatro jarros de una pinta de capacidad y tapa con agua caliente y jabón. Sécalos por completo.

  2. Añade aproximadamente 3 onzas de jugo a cada jarro. Reserva los jarros mientras preparas el té de kombucha.

  3. Quita el fermento (la levadura) de tu té de kombucha luego de que el tiempo de fermentación se haya completado y revuelve suavemente con una cuchara de madera. Omite este paso si has comprado un té ya hecho.

  4. Vierte con cuidado té de kombucha por encima del jugo en cada jarro. Deja aproximadamente 1 pulgada de espacio en la parte superior del recipiente.

  5. Cierra firmemente cada tapa y coloca los jarros en un gabinete oscuro por 24 horas. Esto permitirá que el té fermente ligeramente el jugo.

  6. Coloca los jarros en el refrigerador para enfriarlos. Disfruta del té de kombucha saborizado en pocas horas.

Consejos y advertencias

  • La proporción de jugo y té debe ser de aproximadamente 1 parte de jugo por cada 4 partes de té. Si deseas un sabor más fuerte o más suave, puedes ajustar las proporciones de manera acorde.
  • Para asegurar los máximos beneficios para la salud que proporciona el té de kombucha, escoge jugos puros sin endulzantes agregados. También se puede usar sidra en lugar de jugo.
  • Para un sabor fuerte pero no tan dulce, deja que la mezcla fermente por más de 24 horas. El contenido de azúcar se reducirá con un mayor tiempo de fermentación.

Más galerías de fotos



Escrito por kendra wright | Traducido por mike tazenda