Cómo afrontan los adolescentes los prejuicios de racismo

Los prejuicios raciales son un fenómeno global que desencadena odio, intolerancia y antagonismo entre grupos étnicos, culturales o religiosos. Según un estudio de la Universidad de Illinois, se ha notado que los estudiantes con antecedentes de racismo son susceptibles al estrés generado por razas, que puede general consecuencias negativas en sus emociones y en su psiquis. Los adolescentes pueden enfrentar positivamente los prejuicios racistas en grupos de apoyo, humor positivo y lo más importante promoviendo el amor a sí mismos y hacia las demás personas.

Grupos de ayuda


Los grupos de ayuda te apoyan y te hacen saber que no estás sólo.

Si experimentas algún tipo de racismo en tu escuela o trabajo, la Universidad de Illinois recomienda buscar o instaurar un grupo de ayuda que incluya a miembros de tu grupo racial. Esto te ayudará a ti y a los demás miembros a hablar sobre estos desafíos. Los grupos de ayuda te apoyan y te hacen saber que no estás sólo y brindarte técnicas y estrategias para enfrentar mejor el racismo de los demás.

Estrategias de acción social


Afronta el problema con una estrategia de acción social contra la intolerancia.

La Universidad de Illinois en Urbana-Champaign te recomienda que afrontes el problema con una estrategia de acción social contra la intolerancia en tu escuela o trabajo. Cuando te presentes como un activista contra el racismo, organiza un equipo que te ayude en esta labor. Este equipo debe tener claros los retos y desafíos a los que se tendrán que afrontar y cómo resolverlos.

No pierdas el buen humor


En lugar interiorizar los comentarios negativos que recibas, aprende a canalizarlos a través de la risa.

Brian Luke Seaward del Instituto Wellness en Boulder, Colorado dice que "la risa tiene muchos efectos clínicos, promueve cambios en la mentalidad de las personas y el sentido general del bienestar". En lugar de interiorizar los comentarios negativos que recibas, aprende a canalizarlos a través de la risa, acostúmbrate a no tomarte estos comentarios personales y siempre encuentra el lado gracioso de lo que alguien te diga.

Amor hacia ti mismo y hacia los demás


Es muy conocido que el odio hacia otras personas es un mero reflejo del odio hacia uno mismo.

Es muy conocido que el odio hacia otras personas es un mero reflejo del odio hacia uno mismo. La editora de la revista Live Science, Jeanna Bryner reporta que un estudio dirigido por la Universidad de California-Davis señala que hay una relación alta entre el racismo y la baja autoestima del victimario. "Cuando nos sentimos mal con nosotros mismos, llegamos a denigrar a otras personas y así nos sentimos mejor con nosotros mismos". Con eso en mente, aprende a amarte a ti mismo y, lo más importante, aprende a querer a los demás con el mismo amor.

Más galerías de fotos



Escrito por k. nola mokeyane | Traducido por sofia semo