Cómo aflojar músculos contraidos

Los músculos se contraen cuando son utilizados y se relajan o aflojan cuando no están en uso. Sin embargo, el músculo a veces puede permanecer contraido o de repente puede involuntariamente contraerse. Cuando un músculo se contrae involuntariamente se dice que sufres un calambre o espasmo muscular. Los calambres pueden ocurrir por diferentes razones. Por lo general, el uso excesivo del músculo es la causa más común, pero deficiencias de vitaminas, deshidratación y ciertos medicamentos también pueden causar contracciones musculares. Tienes varias opciones para ayudar a aflojar un músculo contraído, dependiendo de la causa exacta de tu calambre muscular.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Estira tus músculos. Aunque inicialmente sea doloroso, estirar un músculo contraído ayudará a que éste se afloje y se relaje. El estiramiento correcto dependerá de cual sea el músculo que está acalambrado. Muchas veces, los músculos de las piernas se ven afectados. Siéntate en el suelo con las piernas abiertas y extendidas hacia el frente. Lentamente dobla la parte superior del cuerpo sobre la pierna afectada hasta alcanzar las puntas de tus pies. Inclínate suavemente hacia adelante, nunca lo hagas de forma brusca.

  2. Haz masajes al músculo contraído. Presiona suavemente los dedos sobre el músculo y frótalos haciendo un movimiento circular. La presión relajará el músculo contraído. Si no puedes aflojar el músculo, programa un masaje con un fisioterapeuta o un masajista.

  3. Bebe mucha agua para ayudar a aflojar el músculo contraído. Muchas veces, los calambres musculares se producen a causa de una deshidratación. El agua y las bebidas deportivas alivian las contracciones musculares.

  4. Agrégale más potasio a tu dieta. Si sufres contracciones musculares, come plátanos o bebe jugo de naranja. El potasio ayudará a aflojar los músculos.

  5. Aplícale calor al músculo afectado. Toma una ducha o baño caliente para ayudar a que el músculo se relaje. Coloca una almohadilla eléctrica o bolsa de agua caliente sobre el músculo. El calor permitirá que el músculo se afloje.

Más galerías de fotos



Escrito por ireland wolfe | Traducido por luis alberto fuentes schwab